La gastronomía, el atractivo estrella de la Feria de Tomares

Hoy se conocerá el plato ganador del premio a la Mejor Tapa de la Feria 2019. El concurso de Casetas y el de Traje de Flamenca completan el programa de certámenes en el Real

Hoy se conocerá el plato ganador del premio a la Mejor Tapa de la Feria 2019. El concurso de Casetas y el de Traje de Flamenca completan el programa de certámenes en el Real

La Feria de Tomares, ya centenaria, se ha consolidado como la feria de referencia en El Aljarafe. Uno de sus mayores atractivos es, sin duda, la gastronomía. Las casetas se esfuerzan cada año en ofrecer al público productos de calidad y platos bien elaborados. Para dar visibilidad a este empeño, el Ayuntamiento organiza el Concurso de Tapas y Guisos, que tendrá lugar este Jueves de Feria en el Real.

Las casetas podrán optar con un solo plato y la tapa o guiso elegido deberá estar a disposición del jurado, formado por profesionales de la gastronomía, para su degustación entre las 14:00 y las 15:00 horas. El fallo se dará a conocer hoy mismo y se entregará en la caseta ganadora el premio a la Mejor Tapa 2019, con diploma y dotación de 150 euros.

El programa de certámenes de la jornada se completa con el de ‘Volante Gitano’ y el Concurso de Casetas,expresión también de la participación de los vecinos de Tomares en sus fiestas

En el concurso de casetas, el jurado premiará a aquella caseta que destaque por su decoración y contribuya con ello a dar esplendor de la Feria.

El concurso ‘Volante Gitano’ es un evento ya histórico en Tomares, pues alcanza este 2019 su duodécima edición. Tendrá lugar en la Caseta Municipal desde las 21:30. Se premiará a las mujeres que porten los trajes de flamenca más bellos en tres categorías: infantil, juvenil y edad adulta.

Tras el ‘Volante Gitano’ se dará a conocer el nombre de los ganadores de los tres certámenes.

Este jueves la música y el ruido volverán a cortarse en las atracciones a partir de las 22:00 horas, como ocurrirá en cada una de las jornadas de fiesta. La Feria de Tomares es pionera en toda España al adoptar esta medida que pretende conciliar la diversión con el descanso de los vecinos y los derechos de las personas con especial sensibilidad al ruido.