En colaboración con

La formación continua, clave para adaptarse al nuevo mercado laboral

En un tiempo en el que todo a nuestro alrededor evoluciona a un ritmo vertiginoso, la crisis sanitaria derivada de la Covid-19 ha puesto de manifiesto algunas necesidades que, si ya antes eran importantes, ahora son fundamentales para poder seguir creciendo. La formación continua y la reinvención profesional son hoy en día claves para sobrevivir en un mercado de trabajo en plena transformación. Una línea por la que Banco Santander sigue apostando con su programa de Becas 2021

Muchos profesionales optan por incrementar sus habilidades tecnológicas ante una oferta laboral cada vez más líquida y cambiante.
Muchos profesionales optan por incrementar sus habilidades tecnológicas ante una oferta laboral cada vez más líquida y cambiante.UnsplashLa Razón

La formación continua o Lifelong Learning, con el desarrollo personal y profesional que conlleva, se ha convertido en una de las herramientas más efectivas para impulsar la adaptación a los nuevos modelos de trabajo que surgen constantemente. Se trata de una ampliación y actualización de conocimientos que ya no está pensada únicamente para aquellos que están a punto de dar el salto al mundo laboral, sino que también está enfocada particularmente en los que ya forman parte de él y que desean reorientar su futuro profesional.

La formación pone el foco en la digitalización y la versatilidad

Los perfiles más demandados en los últimos años deben contar con una clara base tecnológica y flexible. Así lo recoge el Informe de Empleos Emergentes 2020 de LinkedIn, que apunta que “la tecnología digital es el punto común de los Empleos Emergentes 2020 en España”. Las conclusiones de este análisis destacan que, gracias a las tecnologías digitales, se puede conectar a personas, ayudar a los gestores a tomar decisiones más inteligentes e informadas, e impulsar el cambio estructural en las organizaciones para hacerlas más ágiles y competitivas. Por ello, contar con profesionales diestros en este campo es esencial para sacar el máximo provecho de este nuevo horizonte que ya está aquí.

Muchos jóvenes, conscientes de esta realidad, optan por incrementar sus habilidades tecnológicas ante una oferta laboral cada vez más líquida y cambiante.

Son varios los expertos que indican que entre el 70 y el 85% de los empleos que surgirán en 2030 o no se conocen o se están creando hoy en día, por lo que parece necesario que la mentalidad de los trabajadores, actuales o futuros, se enfoque en la versatilidad laboral. De acuerdo con el Informe Jóvenes y mercado de trabajo en España, “la industria constituye un sector de importancia estratégica tanto para la economía española en su conjunto como, más específicamente, para la formación de capital humano cualificado y de talento, en especial de las personas jóvenes en formación o una vez finalizada esta, dentro del tejido productivo de nuestro país”.

En este sentido, el Foro Económico Mundial 2020 asegura que dentro de 5 años, 85 millones de empleos quedarán obsoletos debido a la automatización, pero a su vez, se generarán 97 millones de nuevos roles adaptados a la convivencia profesional con máquinas.

Para ello, se plantean dos caminos: el reciclaje profesional o Reskilling -impulsar la adquisición de nuevos conocimientos y habilidades para favorecer la versatilidad o la posibilidad de reorientar nuestra trayectoria laboral -, o la capacitación adicional en nuevas competencias o Upskilling, que favorezca la adaptación a los puestos de trabajo ya existentes-.

Los expertos detrás del informe coinciden en señalar que, para que esta gran transición hacia el trabajo automatizado y digital no tenga consecuencias tan negativas, “es necesario el trabajo coordinado de empresas e instituciones, incluidos los gobiernos”.

Anticiparse al mercado laboral del mañana

Según los datos expuestos en Infoempleo, “el 54% de los empleados necesitará actualizar o recapacitar sus conocimientos para el año 2022 y evitar la disrupción tecnológica, según los datos que aporta el informe del Foro Económico Mundial”.

Una línea por la que Banco Santander, a través de Santander Universidades, está apostando en algunos de sus programas de Becas 2021, con el aprendizaje continuo o Lifelong Learning y ampliando el acceso a las mismas a estudiantes y profesionales de cualquier edad para proporcionar mayores oportunidades, redirigir sus carreras o aumentar su capacitación profesional.

Con más de 1.800 millones de euros destinados a iniciativas académicas desde 2002 y más de 430.000 becas y ayudas universitarias concedidas desde 2005, la entidad está sustentando sus programas sobre cuatro pilares básicos: la igualdad de oportunidades, la inclusión, el progreso social y el crecimiento sostenible.

En 2021, las Becas Santander girarán en torno a siete ejes clave: Santander Tech, para reforzar competencias digitales; Santander Skills, para generar habilidades transversales; Language, para el aprendizaje de idiomas en entornos laborales; Women, para impulsar el liderazgo femenino; Studies, para contribuir a la finalización de estudios; Internship, para la realización de prácticas profesionales, y Research, para proyectos de investigación.

Estas becas, que tienen el objetivo de mejorar la empleabilidad de los jóvenes y los profesionales, forman parte de las 30.000 que Banco Santander lanzará a lo largo de este año y que también dirigidas a estudiantes de grado o posgrado o que quieran acceder a la universidad; ayudas para la investigación; movilidad internacional; y aquellas que reconozcan el talento emprendedor.

“Queremos contribuir desde la educación a enfrentar los desafíos asociados a la cuarta revolución industrial, especialmente, aquellos que afectan a la empleabilidad. Nuestros programas de becas y emprendimiento, en colaboración con universidades e instituciones de referencia a nivel internacional, se orientan en esta dirección, que cobra más importancia si cabe en el entorno de la pandemia en el que nos encontramos”, ha asegurado Javier Roglá, director global de Santander Universidades.

Cuando finalice 2021, la entidad presidida por Ana Botín habrá facilitado más de 83.000 becas a jóvenes españoles desde 2019.

Un proyecto de LR Content para