En colaboración con
logo banco santander

Día Mundial del Medio Ambiente: objetivo cero emisiones netas en 2050

Santander refuerza su compromiso con el planeta para cumplir con el Acuerdo de París

Un modelo de vida sostenible es cada vez más urgente.
Un modelo de vida sostenible es cada vez más urgente.PixabayLa Razón

En 2015 se cerró el primer acuerdo vinculante sobre el clima a nivel mundial. Este convenio histórico, llamado el Acuerdo de París, supone un compromiso por parte de los países para combatir el cambio climático y paliar sus efectos, pero también lograr que las corrientes de financiación sean coherentes y efectivas. Banco Santander ha presentado su hoja de ruta para alcanzar el objetivo de cero emisiones netas en 2050.

Los datos hablan por sí solos

Hace años que los expertos alertan sobre las irreversibles consecuencias del cambio climático. La temperatura global continúa aumentando año tras año: el mes de junio del año pasado fue, de hecho, uno de los más calurosos en décadas.

Según estudios realizados por la NOAA (Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de EEUU), la temperatura media anual aumentará al menos 1ºC durante los próximos cinco años respecto a niveles preindustriales.

Las emisiones de CO2, aunque se redujeron temporalmente en los meses de confinamiento, continúan también al alza con la vuelta a la relativa normalidad.

Sostenibilidad: la alternativa se convierte en obligación

Un modelo de vida sostenible es cada vez más urgente. Tanto es así que las grandes empresas han dejado de tratar la sostenibilidad como una alternativa para convertirla en un objetivo prioritario e integrarla en todos los procesos de la organización. Es el caso de Banco Santander, que trabaja desde hace tiempo en revertir la situación derivada del cambio climático. De hecho, la entidad es miembro fundador de la Net Banking Alliance (NZBA), una alianza promovida por la Iniciativa Financiera del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEPFI) que tiene como fin ayudar a movilizar el apoyo financiero necesario para construir una economía global de emisiones netas cero y cumplir con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París.

Cero emisiones netas, la gran meta

Santander ha hecho públicos los primeros objetivos para su actividad financiera que afectan a sectores materiales de emisión de carbono. “El cambio climático es una emergencia global. Somos uno de los mayores bancos del mundo, con más de 149 millones de clientes, y por eso tenemos la responsabilidad y la oportunidad de apoyar la transición ecológica y animar a las personas y empresas a ser más sostenibles”, declaró la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, durante la presentación de esta hoja de ruta.

Hacia la descarbonización: ámbitos de actuación

Para alcanzar el objetivo de las cero emisiones netas, la entidad trabaja en tres líneas de acción:

Alinear su cartera para cumplir el Acuerdo de París

A partir de 2030, Banco Santander dejará de prestar servicios financieros a clientes de generación de energía eléctrica cuyos ingresos dependan del carbón térmico en más de un 10%. Además, eliminará por completo su exposición a la minería de carbón en todo el mundo.

En los próximos meses, además, el banco compartirá los objetivos de descarbonización para otros sectores relevantes, como los de petróleo y gas, transporte, minería y siderometalurgia.

Apoyar la transición hacia una economía verde

A la comercialización de productos verdes (hipotecas verdes, préstamos de eficiencia energética, financiación para la instalación de paneles solares, etc.), Santander suma el compromiso de asesorar y acompañar a sus clientes en la transición hacia una economía baja en carbono y mantiene su objetivo de financiar o facilitar la movilización de 120.000 millones de euros en financiación verde entre 2019 y 2025 y de 220.000 millones de euros hasta 2030. La entidad cerró 2020 como líder mundial en financiación de energías renovables según datos de Dealogic: durante el pasado año, ayudó a financiar proyectos de energías renovables de nueva creación con una capacidad instalada suficiente para suministrar energía a 10,3 millones de hogares y evitar 60 millones de toneladas de emisiones de CO2.

Además, seguirá contribuyendo en la lucha contra la deforestación y su impacto negativo en el cambio climático y la conservación de los ecosistemas en todos los países en los que opera, como por ejemplo, el desarrollo sostenible de la Amazonia o la limpieza de playas y ríos en España.

Reducir la huella medioambiental del banco

Reducir la huella medioambiental es un objetivo tan ambicioso como necesario para Banco Santander. Recientemente ha alcanzado su compromiso de ser 100% neutro en carbono en su propia actividad a partir del uso de energías renovables, entre otras iniciativas de eficiencia energética, así como con la compensación de las emisiones restantes . A este objetivo conseguido, se suman nuevos retos: eliminar el 100% del plástico innecesario de un solo uso en oficinas y edificios corporativos a finales de 2021 y que la electricidad que utiliza sea 100% limpia en 2025 en todos los países en los que opera la entidad. De hecho, este último objetivo ya se ha alcanzado en un 60% a nivel global y algunas geografías como España ya lo han cumplido.

Un proyecto de LR Content para
logo banco santander