En colaboración con
logo banco santander

Banca Responsable: iniciativas para el progreso de la sociedad

Banco Santander asume su papel fundamental como entidad para construir una economía verde.
Banco Santander asume su papel fundamental como entidad para construir una economía verde.PexelsLa Razón

Muchas empresas llevan tiempo trabajando para que su actividad impacte de forma positiva en la sociedad. Ahora, debido al difícil momento que atravesamos, todavía más. Banco Santander es una de ellas y lleva tiempo profundizando en diversas líneas de acción en el marco de su estrategia de banca responsable para abordar el nuevo entorno empresarial y promover un crecimiento inclusivo y sostenible, apoyando la transición hacia una economía verde, promoviendo la inclusión financiera, reafirmando su compromiso con la educación, impulsando la diversidad e invirtiendo en la comunidad y el apoyo a los colectivos vulnerables.

Qué significa ser un banco responsable

En 2019 la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI), una alianza entre las Naciones Unidas y el sector privado, publicó los Principios de Banca Responsable, de los que Banco Santander fue uno de los padres fundadores, con el objetivo de establecer medidas concretas para construir una economía sostenible. Centenares de bancos de todo el mundo están dispuestos a asumir un papel clave en este compromiso.

Los Principios de Banca Responsable contemplan aspectos clave como alinear sus estrategias empresariales a los objetivos marcados por el Acuerdo de París, intentar reducir los impactos negativos y aumentar los positivos o trabajar de manera responsable con sus clientes para promover prácticas sostenibles y generar prosperidad compartida.

Comprometidos con el progreso

Pero Banco Santander ya trabajaba intensamente para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y garantizar que desarrolla su actividad de manera responsable e inclusiva y que impacta positivamente en las personas y en la sociedad. En julio de 2019 fijó 10 objetivos que reflejaban de forma clara su ambición de ser un banco más responsable con la vista puesta en 2025, en plena ruta hacia los ODS 2030 y el logro del Acuerdo de París.

Apoyar la transición a una economía verde

Santander trabaja desde hace tiempo en su estrategia climática y avanza de forma rápida para contribuir a un cambio de modelo económico mucho más sostenible y verde; recientemente ha anunciado su estrategia para alcanzar las cero emisiones netas en 2050 y las primeras medidas para conseguirlo: dejará de prestar servicios financieros a clientes de generación de energía con una dependencia del carbón térmico en sus ingresos superior al 10% en 2030 y reducirá a cero su exposición mundial a la producción minera de carbón también para ese año.

Además, ya ha logrado su objetivo de ser neutro en carbono, compensado todas las emisiones que genera su propia actividad y se compromete además a acompañar a sus clientes en la transición hacia una economía baja en carbono, con productos, asesoramiento y servicios que ya están a pleno rendimiento.

Santander, líder en financiación de energías renovables, mantiene su propósito de financiar o facilitar la movilización de 120.000 millones de euros en financiación verde entre 2019 y 2025 y de 220.000 millones para 2030.

Inclusión financiera

El Banco Mundial calcula que en el mundo hay alrededor de 1.700 millones de personas que no tienen acceso a servicios financieros básicos.

Santander está realizando un importante esfuerzo para promover la inclusión financiera y evitar que nadie se quede atrás, un pilar fundamental en su estrategia de banca responsable. Y es que el objetivo de la entidad es empoderar financieramente a 10 millones de personas en todo el mundo entre 2019 y 2025.

Un compromiso en el que trabaja a través de tres vías: dando acceso a servicios financieros básicos a través, por ejemplo, de plataformas de pago; proporcionando financiación a medida para particulares y pymes con dificultades para obtener crédito e impulsando la educación financiera para mejorar los conocimientos de las personas sobre conceptos financieros básicos para que sean capaces de tomar decisiones informadas.

En España, por ejemplo, en los últimos 20 años hemos visto cómo la población crecía y se concentraba en las grandes urbes, donde se encuentran las oportunidades laborales. Esto supone que las zonas rurales estén cada vez más desocupadas, con la problemática añadida.

Para hacer frente a esa falta de servicios básicos de la España vaciada y dentro del marco de los Principios de Banca Responsable, Banco Santander ha puesto en marcha una serie de iniciativas:

Inclusión financiera
Inclusión financieraJosé Luis Montoro | T. Nieto

En lo que a educación financiera se refiere, la entidad dispone de iniciativas en todos los países en los que opera y sólo en 2020, Santander proporcionó formación en finanzas a más de 700.000 personas a través de 61 proyectos en esta materia.

En España no es difícil haber oído hablar de:

  • Finanzas para Mortales: Un programa formativo para hacer llegar de manera fácil y accesible, conocimientos básicos sobre finanzas a las personas financieramente más vulnerables, como los niños y jóvenes, personas mayores o colectivos en riesgo de exclusión. Esta iniciativa, que ha sido reconocida tanto por el Banco de España como por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, es posible gracias a los empleados voluntarios de Banco Santander. En total, 65.129 personas se beneficiaron el pasado añode esta iniciativa.
  • Tus finanzas, tu futuro: Más de 500 profesionales de Banco Santander han participado ya en esta iniciativa promovida por la Asociación Española de Banca (AEB) que cuenta con el apoyo de Fundación Junior Achievement para enseñar finanzas básicas a más de 5.400 estudiantes de educación secundaria.

Educación

Santander mantiene un firme compromiso con el progreso y el crecimiento inclusivo y sostenible con una apuesta pionera y consolidada por la educación superior que desarrolla a través de Santander Universidades desde hace 25 años y le distingue del resto de entidades financieras del mundo.

La entidad ha destinado más de 2.000 millones de euros en total y ha concedido más de 630.000 becas y ayudas desde su puesta en marcha para ofrecer oportunidades de formación, emprendimiento, movilidad internacional y empleabilidad a toda la comunidad universitaria, además de mantener una fuerte apuesta por la investigación.

El banco ha superado su objetivo de financiar 200.000 becas entre 2019 y 2021 y, cuando finalice este año, habrá concedido 325.000 becas a universitarios y jóvenes profesionales en todos los países en los que opera.

Estos son parte de los objetivos fijados por la entidad en su agenda de banca responsable, además de otros igual de importantes como lograr al menos un 30% de mujeres en cargos directivos para 2025 o lograr la equidad salarial total de género para ese mismo año, entre otros.

Digitalización

En este proceso hacia una economía inclusiva y sostenible, hay un factor clave y transversal para el logro de los objetivos que se ha convertido en piedra angular para lograr que nadie se quede atrás; la transformación digital de procesos, empresas, sectores productivos y de la sociedad en general es imprescindible.

En el sector financiero, los clientes han cambiado su forma de relacionarse con los bancos. La contratación de los productos online ha aumentado significativamente en los últimos años, así como las transacciones digitales. Ya no es necesario acudir a una oficina para consultar el saldo, realizar una transferencia, una donación, abrir una nueva cuenta o contratar un fondo de inversión. Hasta la contratación de una hipoteca puede realizarse eminentemente online. La pandemia, además, ha acelerado este proceso de digitalización, por lo que es necesario adaptar los servicios y ayudas al momento actual.

Banco Santander invertirá 20.000 millones de euros en transformación digital durante los próximos cuatro años y, además, para acompañar a los clientes en este camino, Santander ha reforzado, innovado y mejorado diferentes servicios, como sus call center, su App de banca móvil o el desempeño de sus gestores personales.

Pero la digitalización ha afectado también a un mercado laboral cada vez más cambiante. Por eso, es esencial prestar mucha atención a la educación. De esta manera, Banco Santander ha evolucionado también parte de sus programas de becas hacia el Reskilling o reciclaje profesional con especial foco en las competencias digitales y el Upskilling, para la adquisición de nuevas habilidades transversales. Oportunidades que pueden encontrarse en la web de becas de la entidad, www.becas-santander.com.

Un proyecto de LR Content para
logo banco santander