Contenido patrocinado

DKV ofrece seguros de decesos respetuosos con el medioambiente

La aseguradora dispone de un servicio ecofuneral comprometido con las personas y el planeta

DKV cuenta con una estrategia contra el cambio climático llamada «Planeta salud»
DKV cuenta con una estrategia contra el cambio climático llamada «Planeta salud» FOTO: ©Gonzalo Pérez Mata La Razón

En España más de 20 millones de personas tienen pólizas de decesos que cubren los gastos de la defunción, pero pocas cuentan con un servicio funerario con una visión medioambiental. Y, pese a que el 60% de los funerales que se celebran están costeados por una aseguradora, la mayoría de los clientes no puede optar por un funeral sostenible o desconoce esta opción. DKV (dkv.es) se posiciona como una compañía comprometida con la salud del planeta y de las personas. Desde 2012, fomenta la innovación ambiental en el sector funerario, asegurando un millón de árboles antes de 2030 para mitigar el cambio climático. «Optar por funerales ecológicos supone un acto de compromiso y responsabilidad con nuestro planeta ya que su impacto en el medioambiente es mucho menor que el de una ceremonia tradicional. Por ejemplo, un féretro contiene una media de 40 a 60 kilogramos de madera. Los bosques de los que procede esta madera pueden ser gestionados de forma sostenible, o talados ilegalmente.

En un ecofuneral la madera de los féretros es certificada y no proviene de prácticas de deforestación. Las rosas y los claveles de las coronas tradicionales pueden recorrer centenares de kilómetros para crear los ornamentos florales. O podemos optar por macetas de planta viva, con flores aromáticas de alguna jardinería local, a modo de recordatorio. Las cenizas funerarias no generan un gran impacto en la naturaleza, pero sí algunos de los elementos propios de las urnas convencionales. Depositar estas urnas en la naturaleza (ya sea en el mar o en un espacio natural) tiene unas consecuencias nefastas para el entorno, como la contaminación por residuos y la liberación de componentes tóxicos. «A diferencia de las urnas tradicionales, las urnas de dispersión ecológica están elaboradas con materiales naturales tales como bioplástico, sal o arena. Son urnas diseñadas para que puedan integrarse en la naturaleza sin contaminarla y sin suponer un impacto ambiental», explican fuentes de DKV.

Esta compañía, además de ser pionera en el ecofuneral, también lo es en ofrecer un servicio de planificación del propio funeral. En España, como recuerdan desde la compañía, en ese 60% de funerales que están costeados por una aseguradora, la mayoría de los clientes no planifica su funeral ni concreta los detalles del mismo. DKV cuenta con un servicio digital de planificación del funeral, a través del cual se ofrecen sugerencias para ayudar a los familiares a reflexionar y decidir todos los elementos que intervienen en un funeral. Desde una perspectiva ambiental y emocional, facilita diseñar una despedida única, significativa y coherente con los valores del asegurado, siempre velando por la intimidad del contenido y favoreciendo una experiencia personalizada. Desde el área de cliente de DKV, los contenidos se pueden editar tantas veces como sea necesario y el documento con los deseos puede compartirse con quien los usuarios consideren.

«Este servicio se ofrece de una forma holística, velando por la intimidad del contenido e incorporando todos los elementos que intervienen en una despedida desde una perspectiva ambiental y emocional. El asegurado no solo elige entre cremación o entierro, por ejemplo, sino que sea acompañado en la personalización de su ceremonia desde el asesoramiento especializado de las múltiples opciones disponibles. Esta innovación ha sido desarrollada para que el funeral no se convierta en un peso para los seres queridos durante el duelo, sino en un recuerdo que evocar cuando rememoren nuestra vida y nuestra ausencia», sostienen desde la compañía.

En su compromiso con la Agenda 2030, DKV presentó a finales del pasado año su estrategia contra el cambio climático, a la que denominó «Planeta salud». De esta manera, tienen la voluntad de compensar todas las emisiones generadas por la empresa desde su creación (1932); calcular y ayudar a reducir las emisiones generadas por sus grupos de interés; desarrollar productos, soluciones y servicios innovadores frente al cambio climático; plantar al menos un millón de árboles hasta el año 2030 o impulsar a emprendedores y startups que trabajan en soluciones de salud ambiental.

Un proyecto de LR Content