Contenido patrocinado
Medio ambiente

Repsol

Los residuos que dan vida a nuestros coches (también los de competición)

Los biocombustibles avanzados se postulan como pieza clave para la descarbonización de la movilidad y los deportes de motor están siendo su mejor escaparate: la Fórmula 4 francesa ya se ha convertido en la primera competición de monoplazas que los utilizará

Biocombustibles avanzados coches
F4 FrancesalarazonKSP Reportages

El pasado mes de abril comenzó la nueva temporada de la Fórmula 4 (F4) francesa. Desde 1993 este campeonato promociona a jóvenes pilotos que proceden del mundo del karting y tienen como sueño alcanzar la Fórmula 1. Desde ella se puede llegar a dar el salto al Campeonato Europeo de Fórmula 3, que se disputa a nivel continental.

Como novedad, en esta edición se ha convertido en la primera competición de monoplazas que utilizará un 100% de biocombustibles avanzados en todos los coches durante toda la temporada. De esta forma, el campeonato francés sirve de banco de pruebas para el desarrollo de soluciones que permitirán la descarbonización de la movilidad.

De restos orgánicos a biocombustibles avanzados

Los biocombustibles avanzadosson un tipo de carburante líquido que puede convertirse en una pieza clave para la movilidad del futuro. Para fabricarlos, se puede utilizar un amplio abanico de residuos, dándoles una segunda vida y convirtiéndolos en materias primas renovables. Por ejemplo, pueden crearse a partir de restos de origen biológico procedentes de determinados cultivos o de la actividad ganadera, de los restos de trabajos forestales de limpieza o, incluso, de la fracción orgánica de la basura.

Pero su mayor ventaja ambiental es que generan nulas -o muy bajas- emisiones de CO₂ durante su producción y su utilización final. «Pueden llegar a reducir las emisiones netas de dióxido de carbono entre un 65% y un 95% con respecto a los combustibles tradicionales», considera Javier Aríztegui, porfolio manager del Repsol Technology Lab, «por lo que su uso es la forma más rápida e inmediata de reducir la huella de carbono del transporte».

Además, sus propiedades físico-químicas son similares a las de los combustibles convencionales, así que se pueden utilizar en los actuales motores de combustión. «Los biocombustibles avanzados permiten utilizar las infraestructuras de repostaje y los vehículos actuales. No es necesario comprar un coche eléctrico totalmente nuevo o esperar al desarrollo de infraestructuras de recarga. Ya mismo se podrían estar inyectando biocombustibles al 100% en los depósitos de casi cualquier coche. Esto es lo que les sitúa como una solución inmediata para la transición energética del transporte ligero», apunta José Manuel Serra Alfaro, investigador del Instituto de Tecnología Química del CSIC. Solución que ya es una realidad en los circuitos deportivos.

Biocombustibles avanzados repsol coches
Biocombustibles avanzados repsol cocheslarazonKSP Reportages

La competición como escaparate

Las categorías reinas de los deportes del motor están ejerciendo de grandes escaparates para los biocombustibles, como la edición 2022 del Rally Dakar (el coche del español Isidre Esteve funcionó con un carburante constituido al 50% por biocombustibles durante la competición) o la Fórmula 1, que a partir de este año aumentará hasta el 10% la proporción de etanol, un biocombustible que procede, en muchos casos, de la fermentación de cereales como el maíz o que está realizado a partir de desechos de alimentos y biomasa.

La F4 cuenta para esta edición con elsuministro de más de 30.000 litros de biocombustibles avanzados«made in Spain», fabricados y desarrollados en el Repsol Technology Lab, en Móstoles (Madrid) siguiendo los criterios de sostenibilidad establecidos en la Directiva Europea de Energía Renovable (RED), así como con los parámetros de la especificación «Advanced Sustainable Fuel» que marca la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). «Hemos estado probando este nuevo biocombustible 100% renovable desde las pruebas de pretemporada y el resultado es muy positivo. Por eso hemos decidido adoptarlo para toda la temporada 2022» afirma Christophe Lollier, director técnico nacional de la Federación Francesa de Automovilismo (FFSA) y director de la Academia de la FFSA.

Aunque no es necesario irse a los deportes de élite para ver en acción a los biocombustibles. De hecho, ya están presentes en el depósito de nuestros vehículos. Cada vez que repostamos, estamos llenándolos con combustibles tradicionales mezclados con un 10% de biocombustibles, que es el porcentaje estipulado por ley para este año. Pero, ¿será posible llegar hasta el deseado 100%?

La respuesta es sí, de hecho, Repsol está construyendo en su complejo industrial de Cartagena laprimera planta española de biocombustibles avanzados, que se fabricarán a partir de distintos tipos de residuos. Las instalaciones comenzarán a operar en 2023 y se prevé que se produzcan unas 250.000 toneladas de biocombustibles, que permitirán reducir 900.000 toneladas de CO₂ al año.

Un proyecto de LR Content