En colaboración con

La sostenibilidad se alza con el primer puesto de la F1

En sus más de 70 años de historia, la Fórmula 1 ha sido un referente en innovación y progreso tecnológico. Ahora, este deporte se ha alineado con los objetivos de la sociedad para transitar hacia la descarbonización. Para conseguirlo, la investigación, la inversión y el apoyo de otros agentes, como el patrocinio de Banco Santander a Ferrari, son fundamentales, mostrando, una vez más, que la unión hace la fuerza

La Fórmula 1, como deporte seguido por millones de personas, tiene una responsabilidad extra a la hora de configurar el rumbo de la competición hacia la sostenibilidad.
La Fórmula 1, como deporte seguido por millones de personas, tiene una responsabilidad extra a la hora de configurar el rumbo de la competición hacia la sostenibilidad. FOTO: Banco Santander La Razón

Ha llegado el momento de actuar: la necesidad de tomar cartas en el asunto en la lucha contra el cambio climático ha incitado a gobiernos, instituciones y agentes sociales a esbozar algunos objetivos de cara al mundo en el que queremos vivir mañana. En este sentido, la Fórmula 1, como deporte seguido por millones de personas, tiene una responsabilidad extra a la hora de configurar el rumbo de la competición hacia la sostenibilidad. Este deporte ha ido siempre de la mano de la innovación y la tecnología, convirtiéndose en un referente para la industria del motor.

Por ello, y en esta línea, la F1 ha mostrado su compromiso con unos objetivos que, a su vez, comparte con el resto de la sociedad y con algunas entidades, como Banco Santander, ya que ambos comparten el compromiso de impulsar el cambio hacia un planeta más sostenible. Y es que, la entidad bancaria, a través del patrocinio de Ferrari y de la estrecha colaboración con Formula One Management (FOM), contribuye a reforzar ese impulso.

Descubre el compromiso de Santander, la Fórmula 1® y la Scuderia Ferrari contra el cambio climático.

“La eficiencia de los coches de Fórmula 1 es una locura absoluta”

Este compromiso que comparten tanto la entidad como la escudería italiana y la organización se traslada hasta el mismo asfalto del circuito, con los mejores pilotos del mundo, pues la transición a una competición más sostenible y eficiente pasa por ellos.

Así lo explica Carlos Sainz, piloto de Ferrari, quien desde los 2 años ha mostrado una pasión más que evidente por el mundo de las 4 ruedas: “Los pilotos somos parte íntegra de un coche de Fórmula 1 porque somos al final los que lo hacemos todavía más eficiente con nuestro pilotaje, intentando guardar neumáticos, intentando guardar gasolina… Estamos todo el rato pensando cómo hacer la carrera lo más eficiente y lo más corta posible”.

En esta misma línea habla su compañero de Ferrari Charles Leclerc. “La eficiencia de los coches de Fórmula 1, hoy en día, es una locura absoluta”, explica. Para el piloto monegasco, desde este deporte se está impulsando la sostenibilidad “a un nivel superior”.

Y es que no son pocos los avances que se han hecho en la materia: desde la competición, se han establecido la ambición de conseguir un horizonte de cero emisiones netas en 2030. En este sentido, por ejemplo, ya se ha conseguido que los monoplazas sean un 30% más eficientes en consumo de combustible.

A este objetivo, se le suman otros que van desde el desarrollo de motores cuyo combustible sea 100% sostenible, hacia una política de cero residuos tanto dentro como fuera de la pista, pasando por la reducción de la huella de carbono en las sedes y la meta de dejar un impacto positivo y duradero en el planeta.

“La eficiencia de los coches de Fórmula 1, hoy en día, es una locura absoluta”, explica Charles Leclerc.
“La eficiencia de los coches de Fórmula 1, hoy en día, es una locura absoluta”, explica Charles Leclerc. FOTO: Banco Santander La Razón

Construyendo un mundo mejor desde la competición

Además, el desarrollo de tecnologías innovadoras en materia de eficiencia y seguridad se trasladan posteriormente a otras áreas, como los coches de carretera que usamos en nuestro día a día.

Laurent Mekies, Racing Director and Head of Track Area de Ferrari, señala algunos “ejemplos fantásticos” de esta transferencia.

“Contamos con los motores más eficientes del mundo actualmente en la Fórmula 1 y podemos ver que como Ferrari hemos podido trasladar esta tecnología híbrida a los coches de carretera”, comenta. Uno de los más claros para este experto es el del SF90 Stradale, uno de los mejores supercoches, con 1.000 caballos de fuerza que, gracias a su tecnología híbrida, es capaz de consumir apenas 6 litros de gasolina cada 100 kilómetros.

Sin embargo, las mejoras no se reducen solo al comportamiento de los automóviles, sino que, como apunta Leclerc, también se aplican las mejoras en Fórmula 1 “en términos de reciclaje”, tanto en la fábrica como en la pista, así como el empleo de paneles solares para generar energía limpia.

De ahí la importancia de contar con patrocinadores que persigan los mismos objetivos. Así lo explica, por ejemplo, Mekies: “Ahora hablamos de buscar los partners adecuados y es exactamente lo que estamos encontrando con Santander”, que ha llegado al deporte “con una agenda de sostenibilidad increíble”. Además, este experto destaca la capacidad de ambas partes de compartir una visión y unos valores y de cómo ambas se complementan “para lograr más”.

Por último, George Bridges, asesor principal de Ana Botín, presidenta de Banco Santander, resalta que tanto la entidad, como la escudería, cuentan con una larga trayectoria que se basa en hacer lo correcto día a día, haciendo de lo básico, lo excepcional. Y además concluye: “Si colocamos las prácticas empresariales sostenibles en el centro de nuestro modelo de negocio podemos marcar una verdadera diferencia, no solo en el mañana sino para las generaciones futuras”.

Un proyecto de LR Content para