Alexander Amosu o cómo crear un imperio de lujo y el traje más caro de la historia

Alexander Amosu es un empresario británico-nigeriano que cree en el lujo como forma de vida. Por eso ofrece a sus selectos clientes una variedad de artículos de altísima calidad.

A close up of the world's most expensive suit, showing the gold buttons encrusted with diamonds, and the 24 carat gold pinstripes. The suit, designed by Alexander Amosu, is the centrepiece of his collection, newly launched in London.
A close up of the world's most expensive suit, showing the gold buttons encrusted with diamonds, and the 24 carat gold pinstripes. The suit, designed by Alexander Amosu, is the centrepiece of his collection, newly launched in London.Alexander AmosuAlexander Amosu

Cuando contaba con tan solo 25 años de edad se hizo famoso gracias a sus conocidos tonos de llamada. Sí, comenzó componiendo ringtones y por ello ganó su primer millón de dólares. “El Rey del Ringtone”, como también se le conoce es un hombre ambicioso que se ha especializado en el diseño de productos de moda y tecnológicos.

A lo largo de su carrera ha creado valiosísimos objetos como exclusivos teléfonos de lujo para grandes compañías, entre los que se encuentran la BlackBerry más cara del mundo, cuyo valor llegó a alcanzar más de 250.000 euros debido a las incrustaciones de diamantes que incorporó. Con su afán de exclusividad, también ha producido el champán más caro del mundo.

Alexander Amosu
Alexander AmosuAlexander AmosuAlexander Amosu

Pero no por ello es reconocido mundialmente, sino por elaborar los trajes y camisas más lujosos del mundo, así como por haberse colado en el libro Guiness Record tras la creación del traje para hombre más caro de la historia. El traje de 76.000 euros.

El valor de dicho traje recae en el proceso de elaboración y en los materiales utilizados. Amosu y su equipo de costura emplearon más de ochenta horas para dar más de 5.000 puntos a mano a un tejido de lana.

Las lanas de las que está compuesto el traje, como no podría ser de otra manera, no son lanas cualquiera, sino las lanas más caras y extrañas del planeta: de qiviuk, de vicuña y de pashmina. Además de todo esto, los hilos del traje son de platino y sus nueve botones de diamantes y oro de 18 kilates.

Alexander Amosu
Alexander AmosuAlexander AmosuAlexander Amosu

“Adquirir un traje de Alexander Amosu es lo último en lujo. Creamos este diseño exclusivo utilizando tejidos que enfatizan el carácter, el estilo y la individualidad. Creo firmemente que en medio de la recesión, sigue habiendo demanda para la calidad suprema”, dijo el genio en la presentación de su singular traje.

El diseñador posee su propia marca y exclusiva sastrería, Alexander Amosu Luxury Bespoke Suit, ubicada en una prestigiosa zona de Londres. En ella ofrece los servicios de confección y personalización de camisas lujosas y elegantes a medida.

Alexander Amosu
Alexander AmosuAlexander AmosuAlexander Amosu

Los sastres expertos son los que toman las medidas a sus clientes para más tarde, ponerse manos a la obra cortando los exquisitos patrones con los mejores materiales. Mientras que, por otro lado, todos los modelos estándar de Alexander Amosu vienen con botones en plata que pueden ser reemplazados por otros de oro, platino o diamantes disponibles en nueve colores diferentes.

El precio de sus obras va desde los 440 euros (para las camisas más básicas) hasta los casi 30.000 euros. El propio maestro asegura que sus piezas no son aptas para cualquier persona, sino para aquellas que quieran vestir los mejores trajes del mundo llenos de carácter, estilo y exclusividad.