No es una lujosa casa, sino una furgoneta Mercedes camperizada por Airstream

Hay furgonetas especiales y luego está la Altas RV 2020 de Airstream. Aquella que tiene todo lo bueno del fabricante de vehículos de lujo alemán y lo mejor de una casa rodante exclusiva.

Airstream es una firma estadounidense especializada en la construcción manual de remolques de viaje, que se caracterizan por estar elaborados en aluminio perfectamente pulido y ser altamente seguros, cómodos y eficaces.

Los viajes en Van son una opción perfecta para hacer turismo sin necesidad de mucho espacio, pero esto no quita que no estén dotadas de grandes prestaciones de lujo. Airstream selecciona una furgoneta de Mercedes, provista de los mejores motores del mercado y transforma su interior por completo para hacerlo exquisitamente habitable.

Según Airstream, la furgoneta camperizada más lujosa que ha hecho hasta la fecha es la Atlas RV 2020, una potente Mercedes-Benz Sprinter 3500, que está modificada de principio a fin y que cuesta aproximadamente 220.000 euros.

Esta cuenta con 7,3 metros de longitud y 4,32 metros de ancho y alberga todo lujo de comodidades para dos y hasta cuatro personas. A la cabina se accede a través de unos escalones retráctiles y, además, está amplificada para añadir espacio extra gracias al cuerpo extensible que ha implementado la compañía estadounidense en los laterales.

Dentro es posible alojar un buen sofá con asientos reclinables que se convierte en una gran cama. Está situado en un espacioso salón en el que reina el confort y en el que no faltan las últimas tecnologías, aunque se encuentren ocultas, como una gran Smart TV Samsung con barra de sonido incorporada.

La cocina, por su parte, está completamente equipada con microondas, horno y nevera. El Atlas RV 2020 también tiene aire acondicionado, calentador de agua independiente, tomas de televisión por cable, luces exteriores, toldo eléctrico, lavabos y ducha exterior con agua fría y caliente que proviene de un tanque con capacidad para 87 litros de agua dulce.

El aseo interior es digno de una casa común, está situado en la parte trasera de la furgoneta y dispone de una ducha, un inodoro de porcelana y un lavabo con tocador de calidades superiores. También tiene espacios de almacenaje.

La Sprinter se puede personalizar a gusto del cliente y, para ello, Airstream da infinitas posibilidades. El acabado de las paredes, el suelo, los asientos, la encimera, el estilo de las habitaciones y hasta las cortinas, se pueden elegir.