Elon Musk ha desarrollado el primer chip que podría curar enfermedades neurológicas, entre otras cosas

Hace unas semanas se presentaba de manera oficial Neuralink, el nuevo proyecto tecnológico mediante el cual un chip podrá comunicar las funciones cerebrales.

La última extravagancia digna de ciencia-ficción que Elon Musk ha diseñado, es un pequeño chip que tendría su aplicación en el ámbito de la medicina y que podría curar enfermedades neurológicas.

Los avances tecnológicos implementados en nuevas creaciones forman parte de la nueva era y estas podrían aportar más datos sobre el cuerpo humano de los que jamás habíamos imaginado, en un futuro muy próximo.

La fusión entre el cerebro humano y un ordenador, reflejada en una aplicación, propuesta por el magnate marcaría un antes y un después en el mundo de la inteligencia artificial real.

El nuevo chip de Neuralink ya ha sido probado, y no en humanos, aunque se prevé que se pueda hacer muy pronto. De momento, la elegida para el experimento ha sido una cerdita llamada Gertrude, que acudió, junto a sus hermanos porcinos, a la presentación oficial del nuevo juguete de Musk, que tiene como objetivo comunicar las funciones cerebrales por medio de la tecnología.

En el evento, se demostró cómo el chip conectado a Gertrude mandaba información en tiempo real a una pantalla que podían ver los asistentes, y todos los estímulos que el aparentemente feliz animal percibía, se manifestaban en forma de luces y pitidos informando de las señales cerebrales. Elon Musk aseguró que el chip no había interferido en la vida de estos animales.

«No será de repente, pero Neuralink ideará un cordón neuronal artificial que podrá tomar el control de los cerebros de las personas», explicó el dueño de Tesla.

Una vez demostrada su eficacia en animales, el siguiente paso, después de que la Administración Estadounidense de Comida y Medicamentos le dé luz verde, es realizar las pruebas en humanos. De este modo se podrá llevar pegado al cráneo bajo la oreja, siendo imperceptible a la vista ya que su tamaño es de tan solo 23 mm, mientras que unos pequeños hilos, más finos que el cabello humano, se conectan, o se “cosen” a la parte superficial del cerebro. Se implementaría a través de una intervención completamente indolora semejante a un proceso de cirugía láser ocular.

Según Musk, Neuralink podrá, además de corregir enfermedades como el Alzheimer, Parkinson, la demencia, lesiones de columna, o daños cerebrales, otras patologías como las pérdidas de memoria y audición, el insomnio, la depresión y las adicciones, bloqueando partes del cerebro para tratarlas.

Pero eso no es todo, este chip podría tener otras funcionalidades como las de escuchar música directamente en nuestro cerebro o almacenar y reproducir recuerdos. ¿Black Mirror llega a la vida real?