Tienes que ir, por lo menos una vez en la vida, a este hotel y restaurante ubicados en un castillo francés

Construida en Wingen-sur-Moder en 1920 por René Lalique, gran joyero del art nouveau y famoso maestro vidriero del art déco, esta la villa se ha convertido en un hotel y un restaurante más que refinados.

Para hablar del restaurante Lalique, vamos a darte un dato: cuando habían pasado tan solo seis meses de su apertura, su chef recibió la primera estrella Michelin, convirtiéndolo en el único restaurante con este galardón en toda la región de Sauternes. Coge papel y bolígrafo, porque en este artículo hablamos de la historia del chef y van a salir importantísimos nombres relacionados con la Alta Gastronomía francesa.

El logro de The Lalique en la obtención de la estrella Michelin no es casual, ya que para el chef Jérôme Schilling, la vocación gastronómica estaba presente desde que era muy pequeño. Se encontró con la cocina y se enamoró de ella con las primeras lecciones en un restaurante muy cercano a su casa en Alsacia.

Más tarde, aprendió las habilidades básicas con Hubert Maetz, que supo ver su toque maestro pero le exigió una gran disciplina. Lo que pasó luego terminó de poner el broche de oro a su trayectoria futura. Sus lecciones continuaron bajo la meticulosa precisión de Joël Robuchon, del que te contamos que su caviar es un bocado de otro mundo.

Su historia se siguió escribiendo al lado de Roger Vergé, chef con tres estrellas Michelin. Este ímpetu le llevó años más tarde a cerrar el círculo y volver a su Alsacia natal, la misma que le vio crecer. Como persona y como chef.

Después de dos años como chef ejecutivo en Villa René Lalique, Jérôme Schilling tomó las riendas del Restaurante Lalique en el castillo Lafaurie-Peyraguey. Un restaurante que destaca por su espectacular bodega, que exhibe cerca de 12.000 botellas incluida una gran colección de vinos de Alsacia y de Burdeos. Tras extensas renovaciones, junto con el restaurante, se sumó al castillo un hotel de lujo con diez habitaciones y tres suites.

La villa en el castillo

Construida en Wingen-sur-Moder en 1920 por René Lalique, gran joyero del art nouveau y famoso maestro vidriero del art déco, hoy la villa se ha convertido en un hotel y un restaurante refinados. Las seis suites exclusivas, cada una inspirada en un motivo original del artista de vanguardia, narran, en el corazón de los Vosgos del Norte, la historia de un nombre referencial en el mundo de la vidriería francesa.