Dandelion Chocolate y un ingeniero de Tesla crean la chispa de chocolate perfecta

Sí, porque el chocolate, además de ser uno de los mayores placeres de la vida, también puede tener un diseño de lujo.

En su incesante deseo por crear algo único, con el requisito imprescindible de que la materia prima sea su exquisito chocolate, la fábrica de chocolate de grano a barra Dandelion Chocolate, original de San Francisco, ha recurrido a uno de los mejores diseñadores industriales del mundo.

Con una década de experiencia en el sector, Dandelion se ha expandido velozmente y se podría decir que elabora las mejores pepitas de chocolate del planeta. La manera en la que trabajan artesanalmente el producto desde el fermentado hasta el tostado, así como su variedad de sabores, dan prueba de ello.

Gran parte de la culpa de su éxito es de la chef Lisa Vega, quien colaboró con el diseñador industrial Remy Labesque, que trabaja para Tesla, con el fin de crear la chispa de chocolate perfecta, la Large Chip.

Como bien sabrás, las chispas de chocolate que se venden en el mercado tienen forma de gota, y cuando el pedazo de pastel o de galleta contiene una de ella, es un placer, pero Dandelion ha querido diferenciar las suyas de las del resto haciendo algo significativo.

“La forma de una típica chispa de chocolate comprada en una tienda es un resultado arbitrario del proceso de fabricación industrial utilizado para fabricarla. Como era de esperar, se deposita una gota de chocolate fundido sobre una superficie plana y se deja enfriar. El sabor de las chispas de chocolate varía mucho según la marca, pero la forma de las chispas no”, explican desde Dandelion Chocolate.

A Labesque, que es un amante confeso del chocolate, el reto de Lisa Vega le pareció apasionante, y no dudo en guiarla tanto a ella como a su equipo a través de un proceso creativo que dio lugar a unas inmejorables formas geométricas.

Dar con la forma exacta de las Large Chip requirió de un largo proceso de investigación y desarrollo. El resultado final son unas chispas cuadradas con efecto 3D y facetadas que se van afinando por los bordes. La explicación a esta forma según Labesque es que la masa térmica de una pieza fina de chocolate se derrite más rápidamente en el paladar, además de que, para él, el mundo del diseño industrial se está quedando sin formas simples.

“Estamos entusiasmados con el diseño de chispas de chocolate de Remy. Al desafiar la forma original, nos ha permitido elevar la experiencia de comer con chispas de chocolate Dandelion”, aseguró el fundador de la firma con respecto al resultado final.

Por otra parte, la masa de estas chispas contiene un 70% de chocolate negro en sus dos versiones, la grande y la pequeña, se lanzan por origen y son especiales para repostería, aunque también son idóneas para comerlas por sí solas gracias a su forma única.