El paraíso del chocolate más grande del mundo es esta impresionante tienda de Lindt

Atención “chocolateadictos” porque Lindt ha inaugurado este mes de septiembre su tienda más grande en todo el mundo.

Lindt & Sprüngli es el epítome del chocolate de calidad. Este chocolatero suizo se ha dedicado desde el año 1845 a perseguir la excelencia, y vaya si lo ha conseguido. Son los responsables de elaborar unos de los mejores chocolates del mundo y su presencia en más de 120 países con medio millar de tiendas lo corrobora.

A la hora de determinar la ubicación de su tienda más impresionante, The Lindt Home of Chocolate, el equipo de la empresa chocolatera lo tenía claro: al lado de la histórica sede de la fábrica en Kilchberg, a las afueras de Zúrich.

En concreto, este es un centro de investigación dedicado al chocolate, un espacio abierto al público desde el 13 de septiembre de 2020, aunque también acoge a la tienda de la firma más grande hasta el momento y un museo interactivo. Todo ello repartido entre los 1.500 metros cuadrados de superficie con los que cuenta.

El monumental edificio, dispuesto a ser uno de los más visitados de Suiza, ha sido diseñado por el estudio de arquitectura Christ & Gantenbein, con sede en Basilea. Es un espacio experiencial multifuncional, que “combina un programa de uso mixto centrado en el usuario en un nuevo tipo excepcional de arquitectura cívica”.

Los elementos que componen el Lindt Home of Chocolate aportan un movimiento magnífico a todo el interior del edificio contemporáneo y minimalista, contrastando con su exterior de estilo más calmado, donde predomina el uso de escaleras en espiral, ascensores, pasillos en cascada, puentes conectores y una estructura construida con muros y pilares de carga redondos alrededor de los cuales se organizan todas las actividades. La sensación al entrar y vislumbrar el gran atrio de quince metros de alto es tan especial como experimental.

Pero el verdadero protagonista del espacio Lindt es la fuente dorada de chocolate que lo reina, catalogada también como la fuente más grande del planeta. Esta escultura de nueve metros de altura, desarrollada por Atelier Brückner, reproduce el icónico logo de la marca llenándose de su exquisito chocolate.

En The Lindt Home of Chocolate se puede ver la exhibición multimedia sobre los orígenes del cacao, así como una planta destinada exclusivamente a la comercialización y producción de este, donde también está ubicada la tienda, las oficinas y la cafetería.

También hay cabida para salas en las que se imparten cursos y talleres denominada La Chocolatería, así como una sala de degustación donde probar todos los productos de la marca. En la parte reservada a la investigación y al desarrollo es donde se estudiarán las futuras recetas del chocolate.