Mercedes-AMG GT Stealth Edition, “el caballero oscuro” sobre ruedas que vendrá pisando fuerte

El V-8 de 4.0 litros ahora tiene 523 caballos de fuerza, un aumento de 54 caballos y una siniestra Stealth Edition se une a la alineación.

Nos pareció un poco extraño, cuando recientemente condujimos el Aston Martin Vantage, que AMG haya equipado a Aston con un V-8 de 4.0 litros que es más potente que el que pusieron en su propio modelo GT de dos asientos. Esa discrepancia se rectifica para el 2021, con el GT estándar ganando 54 caballos de fuerza, para un total de 523 cv, cómodamente por delante del motor de 503 cv que se envía a Gaydon. El par también aumenta, de 630 Nm a 670 Nm, y la velocidad máxima del coupé sube de 304 a 312 km/h. Eso reducirá el tiempo de viaje, si vives y trabajas en lados opuestos del Hakskeen Pan.

Tal vez más relevante es una caída en el tiempo de cero a 100 km/h, de 3,9 segundos a 3,7. Esperamos que sea más rápido que eso, dado que se cronometró un Mercedes-AMG GT 2020 a 3,5 segundos.

Los actuales propietarios de un GT que se están planteando una mejora tienen que considerar algo más que los caballos de fuerza. El equipamiento estándar del GT básico ahora incluye una batería de arranque de iones de litio, un diferencial de deslizamiento limitado controlado electrónicamente, la suspensión deportiva AMG Ride Control con amortiguación adaptativa (antes una opción de 1500 dólares) y un modo de conducción de carrera. Los frenos son del sistema AMG de alto rendimiento compuesto, es decir, compuesto en el sentido de rotores de hierro y pinzas de aluminio, en lugar de rotores de compuesto de carbono. Esos calibres son ahora rojos, a menos que opten por la nueva edición Stealth.

Tanto el coupé como el roadster están disponibles en la Edición Stealth, que se basa en los paquetes Noche Exterior y Noche Interior, oscureciendo cada pieza potencialmente brillante que se le ocurra a AMG. Además de las pinzas de freno, la parte superior del roadster es negra (el coupé tiene un techo de fibra de carbono), al igual que los bordes de los faros. Las ruedas son de color negro mate. El color estándar de la pintura exterior por supuesto es negro mate y los otros tres colores caen bajo la descripción de “bastante negro”, con la posible excepción del gris grafito de Designo Magno.

El interior de la Stealth Edition se ve como es de esperar, incluso con las paletas de cambio de transmisión oscurecidas. Se obtienen los asientos AMG Performance, en cuero negro con acolchado de diamantes y costuras negras.

El GT actualizado llega a los concesionarios a principios del año que viene. Aún no se ha anunciado el precio del GT, que comenzó en 116.895 dólares para el 2020.