El restaurante más bonito de Europa está en Barcelona y se llama Aürt

La buena gastronomía enamora el estómago más exigente, pero si el espacio donde se crean los suculentos platos es hermoso, la vista se deleita y todos los sentidos se revolucionan.

Acudir a un establecimiento de diseño está de moda. Ir a un restaurante cuidado hasta en el más mínimo detalle es un verdadero placer y en España podemos presumir de contar con uno de los más bonitos del mundo.

El restaurante Aürt, abierto a principios de 2019, está ubicado en el lobby del Hotel Hilton Diagonal Mar de la ciudad cosmopolita de Barcelona, donde se concentran algunos de los más prestigiosos de España.

Aürt “es un término catalán sin traducción que significa ir a chocar bruscamente contra algo. Corto, rotundo y directo”, que comparte cierta semejanza con el nombre del propietario. La diéresis en la u también tiene su historia, y es que “simboliza un 2.0., como la obsesión del chef de evolucionar”.

Poco después de su nacimiento, nueve meses después, este fue galardonado también el pasado 2019 como el Mejor Diseño de Restaurante de Europa 2019 otorgado por The International Hotel & Property Awards, además de con un Sol de la Guía Repsol 2020 y una Estrella Michelin. Nada más entrar en él, cautiva a los comensales, por lo que podemos decir que es un premio más que merecido.

Las cocinas de Aürt están dirigidas por el reconocido chef catalán con Estrella Michelin Artur Martínez, cuya fuente de inspiración para su único menú degustación es la gastronomía japonesa y la materialización de la mediterránea, que se elabora con técnicas innovadoras y la utilización de los mínimos ingredientes para un resultado aparentemente sencillo una vez se formaliza la reserva.

Entre los platos ofertados se puede degustar una exquisita presa ibérica con quinoa, una exquisita col a la brasa con anchoas o un fastuoso goulash de atún fresco.

Pero lo que hoy nos atañe es el lugar de apariencia exótica evolutiva desarrollada por los diseñadores británicos The Hickson Designer Partnership, dando lugar a un espacio cálido e íntimo que se encuentra en el vestíbulo central del hotel, compartiendo espacio con la zona de coctelería Ma’i, del mismo propietario.

El comedor tiene espacio únicamente para dos mesas con capacidad para 15 invitados en total, donde el equipo de profesionales, que cocina directamente sobre estas, y los comensales, interactúan y conviven.

El agradable ambiente que lo rodea está basado en la esencia mediterránea de Barcelona y decorado de manera sutil, para no destacar sobre la comida, con piezas de diseño contemporáneo y minimalista, que refleja a la perfección la forma de trabajar del chef Artur Martínez.