Así son los 5 cambios que veremos en los edificios de lujo (y en nuestras casas) a causa del COVID-19

Pongámonos en situación: ¿crees que los planos de tu casa dibujan la opción perfecta para el teletrabajo? ¿Tiene suficientes ventanas? ¿Cuenta con un espacio exterior donde tomar el aire? Quizá nunca habías reparado en estas cuestiones. Hasta este momento.

Nunca antes habíamos pasado tanto tiempo en casa. Ahora, más que nunca, los nuevos planes se desarrollan entre las paredes de nuestro hogar y se alejan de los lugares sociales a los que antes solíamos recurrir cuando quedábamos con amigos. Pero también estamos trabajando más que nunca en casa. Por eso, la necesidad de encontrarnos plenos y en armonía en la vivienda que habitamos, se ha convertido en algo prioritario.

Pongámonos en situación: ¿crees que los planos de tu casa dibujan la opción perfecta para el teletrabajo? ¿Tiene suficientes ventanas? ¿Cuenta con un espacio exterior donde tomar el aire? Quizá nunca habías reparado en estas cuestiones. Hasta este momento.

A través de las declaraciones a Apartment Therapy de un grupo de arquitectos relevantes estadounidenses, queremos indagar más en la arquitectura de las próximas viviendas, para ver cómo esta situación de emergencia sanitaria variará los proyectos residenciales.

1. Más espacios al aire libre (y más gusto por la jardinería)

Zimmermann, fundadora de Studio Zimmermann, con sede en Los Ángeles, afirma que las personas volverán a buscar más metros cuadrados dedicados al aire libre: “Necesitamos poder movernos en la naturaleza, y gracias a COVID-19, hemos aprendido que nuestros patios delanteros y traseros son los lugares más seguros para hacerlo”. Por eso, Zimmermann augura que la jardinería se convertirá en uno de los entretenimientos más extendidos.

2. La importancia de los vestíbulos para dejar el estrés

Más que nunca, nuestro hogar se ha convertido en nuestro templo. Por eso, el vestíbulo o zona de entrada, se convertirá en el espacio para dejar atrás el estrés y las cargas del exterior. Melanie Turner, directora de diseño residencial de Pfau Long Architecture, el estudio residencial de Perkins and Will afirma que “el diseño dictará cómo usamos este espacio para evitar la ‘contaminación’ de nuestros santuarios internos. A nivel psicológico, serán áreas donde dejemos atrás el estrés antes de instalarnos en nuestros espacios de vida".

3. Más materiales antimicrobianos

El coronavirus ha llevado la limpieza a otro nivel, lo que está llevando a los arquitectos a creer que los constructores comenzarán a incorporar más materiales antimicrobianos en la construcción de casas y edificios de apartamentos. Joe Yacobellis, director de diseño de Mojo Stumer, con sede en Nueva York, anticipa que el Richlite, un compuesto a base de papel que es naturalmente antimicrobiano y tiene baja absorción de humedad, se utilizará en más fachadas de edificios, paneles de pared, encimeras e incluso muebles.

4. Dormitorios principales (mucho) más grandes

¿Te imaginas el motivo? Con esta situación de emergencia, puede que tengas que quedarte en cuarentena sin poder salir de tu habitación. Motivo que hará que quieras contar con todo lo necesario en ella. Zimmerman afirma lo siguiente: “Desearás que tu habitación esté conectada al baño pero también necesitarás un espacio para sentarte con un escritorio que tenga al menos espacio suficiente para una computadora portátil”.

5. Volverán los edificios bajos

Sí, vivir en un rascacielos es demasiado sugerente. Pero la acumulación de personas retomará la vuelta a las viviendas instaladas en edificios bajos. Peter Darmos, director de Asteras, afirma que “un viaje en ascensor lleno puede contribuir a la propagación de gérmenes y al aumento del riesgo de contaminación”.