¿Fan de Darth Vader? Te interesará conocer que su icónico casco vale casi un millón de euros

Si te declaras un fanático irracional de la saga Star Wars, seguro que te encantaría poseer alguno de los artículos que, a continuación, vamos a presentarte. Empezando por el que será seguro tu gran objeto de codicia (y de coleccionistas de todo el mundo).

Si te declaras un fanático irracional de la saga Star Wars, seguro que te encantaría poseer alguno de los artículos que, a continuación, vamos a presentarte. Empezando por el que será seguro tu gran objeto de codicia (y de coleccionistas de todo el mundo).

Casco de El imperio contraataca

¿Recuerdas la película “El imperio contraataca”? Bien, pues el mismo casco que el actor británico David Prowse llevó en el filme, se subastó el pasado septiembre. Y el mejor postor pagó la estratosférica cantidad de 898.000 dólares. Si, casi un millón de euros por poseer esta reliquia.

Merchandising de Star Wars

La saga es como el buen vino. A mayor cantidad de años, más se eleva su precio en el mercado. Otro caso relacionado con objetos “starwarianos” en el que las cifras rondan los seis números, se vio en una subasta organizada por la casa Sotheby’s. En ella, se puso a la venta más de seiscientas figuras originales, réplicas de útiles y otros accesorios vinculados a Star Wars. No quedó nada y todas las transacciones generaron unos beneficios de unos 600.000€. Nada más y nada menos...

Póster de Darth Vader

Además de las vitrinas, hay a quien le gusta decorar las paredes de su casa con imágenes de su saga preferida. El creador de este póster promocional, en el que se muestra a Darth Vader, fue Ralph McQuarrie para comunicar el estreno internacional de de la British Royal Charity, que se desarrolló en Londres el 20 de mayo de 1980. La casa Sotheby’s lo puso a la venta esperando recaudar entre 19.000 euros y 28.500 euros.

Casco prototipo de Stormtrooper

Este prototipo de casco imperial Stormtrooper es uno de los diseños iniciales de preproducción fabricados por Andrew Ainsworth en 1976, basado en los bocetos Nick Pemberton. Está confeccionado en plástico y pintado con detalles de goma negra. Se subastó por una cantidad entre 35.600 euros y 71.000 euros. Y tú, ¿con qué objeto te quedarías?