Si te gusta la Fórmula 1, recordarás al mito Vanwall. No te pierdas sus nuevos lanzamientos

Vanwall Group, la encarnación moderna del legendario equipo de Fórmula 1, está reviviendo el nombre de una serie de seis nuevos coches de continuación para celebrar las seis victorias de Vanwall en la F1 en 1958.

Vanwall
VanwallVanwallVanwall

En 1957, Vanwall se convirtió en el primer equipo con un coche de fabricación británica en ganar el Gran Premio de Gran Bretaña con un piloto británico, con Sir Stirling Moss y Tony Brooks compartiendo el botín. Un año más tarde el equipo se convirtió en el primer campeón de Constructores de F1 con esas seis victorias, consiguiendo el título el 19 de octubre de 1958 en Marruecos.

De las seis recreaciones conmemorativas, sólo cinco se ofrecerán a la venta privada por 1,65 millones de libras más IVA, y la sexta se reservará para un equipo de carreras histórico.

Cada una de ellas será construida por los expertos en carreras históricas y restauración de vehículos Hall y Hall en Lincolnshire, Inglaterra, y estará propulsada por un motor de 2,5 litros y 270 CV hecho a medida. Tanto el coche como el motor se fabricarán a mano durante varios cientos de horas, utilizando dibujos y planos originales para conseguir una precisión y autenticidad absolutas.

Los coches podrían dar lugar a futuros coches de la marca Vanwall-. La organización era conocida por ser innovadora en su apogeo, y la actual encarnación de Vanwall ya está explorando cómo puede traducir ese ADN en nuevas máquinas.

“El nombre de Vanwall es demasiado importante para consignarlo en la historia”, dijo el director general del Grupo Vanwall, Iain Sanderson. “La historia de Vanwall no se cuenta a muchos, pero es un gran cuento británico de innovación y logros y muestra lo que sucede cuando el equipo adecuado se reúne y se esfuerza sin miedo para alcanzar un objetivo claramente definido”.

“En este aniversario, creemos que es el momento de celebrar esta gran historia británica de éxito. Recrear fielmente el icónico coche ganador del campeonato de 1958 con seis coches de continuación 100% precisos y auténticos es un tributo adecuado a su éxito histórico”.

“El ADN que hizo a esos coches tan exitosos también sirve como una base inspiradora para el futuro de la marca Vanwall, que espero compartir a su debido tiempo.”

Andrew Garner, presidente del Grupo Vanwall y ex presidente de la Asociación de Autos Históricos de Gran Premio, añadió: “Todavía recuerdo haber visto los Vanwalls en Aintree en el 57, cuando era niño y tuve el placer de sentarme en uno en Goodwood.”

“Conduje en todos los circuitos principales en un Cooper T51 durante muchos años maravillosos pero el Vanwall es el coche que codiciaba. Estos coches serán totalmente aptos para la competición y en las manos adecuadas serán imbatibles, repitiendo la misión de Tony Vandervell de vencer a los coches rojos!”

Los cinco únicos afortunados podrán rememorar las épicas gestas de Moss y Brooks.