Es posible viajar para conocer la extraña belleza del mundo sin salir de este restaurante

El restaurante se inspira en los mezze, la selección de aperitivos típica de la cocina del este del Mediterráneo y de Oriente Medio. Aunque los mezze son mucho más que eso. Son auténticos símbolos de celebración. Porque en este restaurante todo es una celebración.

Shiran Café MétisseShiran Café MétisseShiran Café Métisse

Hoy queremos presentarte un restaurante que va conquistar a los paladares más exquisitos y a los amantes de las culturas. Nos vamos hasta París para conocer Shiran Café Metisse.

El restaurante se inspira en los mezze, la selección de aperitivos típica de la cocina del este del Mediterráneo y de Oriente Medio. Aunque los mezze son mucho más que eso. Son auténticos símbolos de celebración. Porque en este restaurante todo es una celebración.

Y es que el propio nombre del restaurante nos evoca su inspiración. Shirvan es una antigua provincia de Azerbaiyán de la que el chef Akrame se inspiró para su concepto. Es a través de la historia de la Ruta de la Seda, que atraviesa este país, con la que el chef imaginó una cocina delicadamente perfumada con especias, en un restaurante definitivamente orientado al viaje.

Shiran Café MétisseShiran Café MétisseShiran Café Métisse

En este restaurante, cocinar es un viaje que la gente emprende. La descripción que encontramos en la web del restaurante así lo testifica: “Los platos se despliegan, forman montañas, las hierbas frescas en abundancia se alinean en valles de cereales y brezos de verduras, la corteza del pan es una tierra que palpita, humea, se ilumina con reflejos de marrón y bronce y bajo una luz imposible de describir, la mesa se convierte de repente en un paisaje que se puede recorrer con los dedos. Duna de arroz cubierta de cordero cocido a fuego lento, aromas de azahar o miríadas de almendras... En cada etapa hay un ambiente tranquilo”. Una descripción que nos ha enamorado. De manera literal.

Shiran Café MétisseShiran Café MétisseShiran Café Métisse

Para el chef Akrame, cuando las personas se dan un festín, es como si estuvieran recorriendo una carretera. “Esto se explica por los movimientos que permite esta cocina. Shirvan se inspira en la cocina de aventura, que une las almas: comer es también marcharse”.

Akrame busca despertar en sus huéspedes, viajeros inmóviles, un apetito común por la extraña belleza del mundo. Se trata de una cocina humanista, que busca desarrollar nuestra curiosidad por los demás y de repente nos hace estar presentes.

Shiran Café MétisseShiran Café MétisseShiran Café Métisse