El Corvette de 1967 de Joe Biden, una (preciosa) historia de amor

Cuando el candidato presidencial demócrata Joe Biden asuma la presidencia una vez pase toda la incertidumbre que han dejado las pasadas elecciones americanas, tendrá que entregar las llaves del único coche que le ha gustado: un Chevy Corvette convertible Stingray de 1967.

Joe BidenJoe BidenJoe Biden

El Servicio Secreto prohíbe al comandante en jefe conducirlo. Incluso una vez que su mandato termine, un ex presidente no podrá volver a conducir un coche en una carretera abierta, según la CNBC y varios informes.

Para Biden, que ha dicho que le encanta conducir, eso será difícil. El coche que más le gusta a Biden es el construido para la carretera: Un motor L79 V8 de 327 pulgadas cúbicas con 350 caballos de fuerza y una transmisión manual de 4 velocidades, según Hagerty, una empresa de Traverse City que se especializa en seguros y valoraciones de coches de colección.

“No debería decir esto, pero me gusta la velocidad”, le dijo Biden a Jay Leno en un episodio de 2016 de “El garaje de Jay Leno" cuando Biden se puso al volante de su amada 'vette y habló de la historia familiar adjunta a ella.

Un regalo de bodas

Biden es el propietario original del coche, que recientemente mostró durante un anuncio de campaña de 80 segundos publicado en su página de Twitter.

En él, Biden describe las mejores características del coche antes de hablar de la industria automovilística americana recuperando el mercado con los vehículos eléctricos, incluyendo que General Motors tiene planes para un Corvette totalmente eléctrico que será capaz de ir a 320 km/h..

“Amo este auto, nada más que recuerdos increíbles”, dice Biden en el anuncio. “Cada vez que me subo a él, pienso en mi padre y en Beau. Dios, ¿podría mi padre conducir un coche?”

El hijo de Biden, Beau, murió en 2015 de un tumor cerebral.

El auto fue un regalo de bodas del padre de Biden en agosto de 1967. Biden compartió la historia de cómo sucedió con Leno.

“Me iba a casar en agosto del 67,” dijo Biden. “Mi padre no tenía mucho dinero, pero dirigió el mayor concesionario de Chevrolet del estado durante años.”

El padre de Biden, Joe Sr., que murió en 2002 a la edad de 86 años, ideó un plan para sorprender a la joven pareja con el nuevo Corvette.

“Le dijo a mi entonces, pronto esposa, Neilia, por qué no me das tu coche (que era un Tempest de 1965 y el mío un Chevy de 1963), y yo te lo arreglaré para la boda”, le dijo Biden a Leno. "Así que cuatro días después, vamos a recoger los coches y hay 75 personas fuera del concesionario. Nos detuvimos, se extendieron y mi papá dijo, ‘Este es mi regalo de bodas’. "

Romance en un coche


El padre de Biden pagó 5.600 dólares por el coche, según “El garaje de Leno”. Era una suma considerable en ese entonces, especialmente para Joe Biden, Sr. un hombre que tuvo una vida difícil y luchó para llegar a fin de mes.

Aún así, Biden le dijo a Leno, “Fue genial tener un padre en un concesionario porque en cada baile de graduación, hombre, tenías un coche nuevo. Recuerdo mi baile de graduación, un Chrysler 300g de 1961.”

Corvette clásico del 67

Biden, que creció en Scranton, Pennsylvania, y partes de Delaware, mantiene el Corvette en su casa en Wilmington, Delaware, ahora. Lo conduce tan a menudo como puede, dijo Ben Halle, un portavoz de la campaña de Biden.

El coche es uno de los 14.436 descapotables producidos ese año, de los 22.940 Corvettes del modelo de 1967, dijo Jonathan Klinger, portavoz de Hagerty. El Corvette de 1967 es consistentemente el más vendido entre los Corvettes en subasta, dijo.

En el estado actual del coche, que parece estar en su mayor parte en su estado original, dijo Klinger, el valor de mercado del coche es de 88.700 dólares (75.000€ aprox)- “enlazar https://www.hagerty.com/apps/valuationtools/1967-Chevrolet-Corvette?id=120677”

“Si el Corvette actual de Biden se vendiera, probablemente se vendería por una gran cifra, ya que es un ejemplo de propietario original y es propiedad de un ex vicepresidente”, dijo Klinger.

Los Corvettes antiguos de los años 60 están típicamente asociados con los astronautas de la NASA. De hecho, en 2012, un destartalado Corvette de 1967, supuestamente propiedad del astronauta Neil Armstrong, se vendió en eBay por 250.090 dólares.

Biden le dijo a Leno que sus hijos hicieron reconstruir el motor del coche un año como regalo de Navidad para él.

“Se siente genial, se siente genial”, dijo Biden a Leno en 2016 mientras lo conducía por cuarta vez en siete años en el programa. Leno dijo que el Servicio Secreto no permitiría que el vicepresidente condujera durante su mandato y durante seis meses después de que terminara.

Biden le dijo a Leno. “oculta esto”, señalando el velocímetro.

“¿Lo has llevado hasta los 160 mph?” Preguntó Leno. Biden sonrió y dijo que sí, señalando que Chevrolet había dicho que el coche llegaría a un máximo de 152 mph en ese momento (245 km/h).

Sin duda sería un artículo codiciado en las mejores subastas, un gran coche con una presidencial historia detrás.