La mayor regata de vela del mundo tiene un enemigo: 5.000 mil millones de fragmentos de plástico en el océano

¿Eres amante del mundo náutico? En ese caso, no necesitarás que te expliquemos la enorme importancia de la Vendée Globe, la mayor regata de vela del mundo.

Plástico en los océanosPlástico en los océanosPlástico en los océanos

Para conocer su origen, tenemos que viajar al pasado. Más concretamente hasta el 26 de noviembre de 1989, cuando trece regatistas partieron en una regata que duró más de tres meses. Aventureros que experimentaron un frío helado, olas excesivas y cielos densos. Pero también vivieron un viaje al mismísimo fondo del mar (y a su propio fondo interior).

El pasado domingo 8 de noviembre – otra fecha señalada en la historia de esta regata - una treintena de aventureros volvieron a sentir esto mismo. En el inicio de la novena edición de la Vendée Globe, zarparon desde la ciudad costera francesa Les Sables d’Olonne. El océano les abrigará durante los próximos 70 días.

Esta circunnavegación insuperable de 21.638 millas náuticas (40.075 kilómetros) solo se realiza cada cuatro años. Un evento tan exclusivo solo puede tener un Cronometrador Oficial de altura.

La prestigiosa firma de Alta Relojería Ulysse Nardin es una auténtica referencia en el mundo del lujo. Alineada con los valores de la regata, la marca debe su fama, sobre todo, a sus vínculos con el mundo marino.

Ulysse Nardin. Diver NetUlysse Nardin. Diver NetUlysse Nardin. Diver Net

Tanto es así, que sus cronómetros de cubierta se encuentran entre los más fiables jamás diseñados y siguen siendo muy apreciados por coleccionistas de todo el mundo.

El amor de Ulysse Nardin por el mar no tiene fronteras y no solo se refleja en su presencia en la Vendée Globe. Inevitablemente, la marca también está concienciada con el cuidado del océano y se preocupa por los residuos que inundan el fondo marino. Y es que durante la regata Vendée Globe, los aventureros se enfrentarán a los 5.000 mil millones de fragmentos de plástico flotantes que ensucian el océano.

Pero la firma Ulysse Nardin no se ha quedado parada ante esta situación. Ni muchísimo menos. Próximamente te contamos cómo la firma de Alta Relojería ha colaborado para tomar parte en la limpieza de los océanos.