Así es ‘Great White’, el lujoso yate del insuperable tenista Rafa Nadal

El origen isleño del mallorquín Rafa Nadal, uno de los mejores tenistas de la historia, hace que el mar sea una de sus pasiones.

Great WhiteGreat WhiteGreat White

Rafa Nadal, además de ser un auténtico amante del tenis, es aficionado a los yates. Su origen isleño, originario de Mallorca, hace que el mar sea una de las pasiones del que es, sin duda, uno de los mejores tenistas de la historia. Es bien sabido que Mallorca es uno de los escapes que Rafa utiliza para huir un rato del estrés, los compromisos y la desgastante rutina de entrenamiento a la que se somete.

En este sentido, Nadal ha sido visto en reiteradas ocasiones a bordo de un yate de nombre «Great White» (Gran Blanco), nombre que hace alusión a una de las especies de tiburón más famosas del mundo. Dicho vehículo marítimo ha costado nada más y nada menos que 4.2 millones de euros.

Más allá de su precio, se ha podido conocer que la razón del mismo fue la extrema personalización con la que se construyó el yate. Entre las características principales de su exterior están los portillos de acero, su iluminación ambiental y un exclusivo garaje para vehículos más pequeños, tales como lanchas, motos de agua y balsas inflables a motor.

Great WhiteGreat WhiteGreat White

En cuanto a su navegación, el «Gran Blanco» tiene dos motores de 1200 hp, capaces de impulsar al yate a una velocidad máxima de 23 nudos. De esta manera, la velocidad máxima de crucero que puede alcanzar la embarcación es de 16 nudos.

Ya hablando del interior de la nave, lo más destacado del mismo es la habitación principal que usa Nadal cuando decide navegar por unos días en su barco. El mismo cuenta con un vestidor, un confortable y enorme sofá, una televisión de techo abatible, que reside sobre una cama doble y, adicionalmente, un balcón privado, también abatible.

Por otra parte, el salón principal del bote también tiene algunos elementos lujosos e interesantes, dignos de un tenista de la calidad del español. El mismo está rodeado de ventanas acristaladas y cuenta en su interior con dos enormes sofás, un comedor ideal para ocho personas y dos televisores de 77 pulgadas, perfectos para disfrutar de eventos deportivos y entretenimiento profundo durante la navegación.

Todos estos lujos inyectados en su yate personal hacen que Rafael Nadal tenga el escape perfecto de toda esa rutina tan desgastante pero efectiva.