La nueva botella de L’Oréal, Lanzatech y Total se fabrica a partir de emisiones industriales de carbono

Y, atención, porque se trata de un estreno a nivel mundial: la producción del primer envase cosmético fabricado a partir de emisiones industriales de carbono. Para este proceso han participado tres importantes firmas a través de una asociación innovadora.

L'Óreal
L'ÓrealL'ÓrealL'Óreal

De este trío forman parte, por un lado Total, que es una amplia compañía de energía que produce y comercializa combustibles, gas natural, y electricidad con bajas emisiones de carbono. Por el otro, LanzaTech, empresa de reciclaje de carbono, líder mundial en fermentación de gases, que produce combustibles y productos químicos sostenibles a través de la conversión biológica de las emisiones de residuos de carbono, entre otras muchas cosas. Y, por último, L’Oreal, la compañía de belleza por antonomasia a nivel mundial con ambiciosos objetivos de desarrollo sostenible.

De esta fusión ha nacido un nuevo packaging sostenible que demuestra que es posible utilizar las emisiones de carbono industrial para producir envases y dar un paso más allá en el compromiso del cuidado al medio ambiente.

Se trata de una botella de plástico que ha necesitado tres fases para su elaboración, en cada una de las cuales, las firmas han tenido un papel primordial. Así se ha llevado a cabo la fabricación de este nuevo envase que promete ser revolucionario:

El proceso se inicia con el trabajo de LanzaTech, que se encarga de capturar las emisiones de carbono industrial para, posteriormente, convertirlas en etanol mediante un proceso biológico único.

Tras la primera fase, interviene Total para llevar a cabo un proceso de deshidratación desarrollado con IFP Axens. Con este, convierten el etanol obtenido anteriormente en etileno para que así sea posible polimerizarlo después en polietileno.

Finalmente, L’Óreal emplea este plástico (el polietileno), para producir envases de la misma calidad y propiedades que se utilizan para los convencionales y así ayudar a reducir el impacto negativo del carbono.

Todo ello supone una primicia mundial, un éxito tecnológico e industrial, el desarrollo de una economía circular sostenible para los plásticos y del camino hacia nuevas oportunidades para la captura y reutilización de las emisiones de carbono industrial.

“Esta asociación se basa en un objetivo compartido de crear un planeta más limpio para todos. Agradecemos tanto a L’Oréal como a Total por su compromiso de reducir la intensidad de carbono de sus actividades. Juntos, podemos reducir la huella de carbono de los envases convirtiendo las emisiones de carbono en productos útiles, haciendo que el carbono de un solo uso sea cosa del pasado”, expresa Jennifer Holmgren, CEO de LanzaTech, en el comunicado emitido a los medios.

“Esta asociación es un excelente ejemplo de colaboración entre empresas industriales en el desarrollo de los plásticos del futuro producidos a partir de carbono reciclado y satisface una fuerte demanda de nuestros clientes. El desarrollo de esta nueva vía de valoración de las emisiones industriales de carbono también contribuye al compromiso del Grupo de llegar a cero neto en Europa para 2050”, añade La Vicepresidenta senior de polímeros en Total, Valérie Goff.

Jaques Playe, Director de Desarrollo y Packaging de L’Oreal en representación del grupo dice, por su parte, que tienen “la ambición de utilizar este material sostenible en nuestra botella de champú y acondicionador para el 2024. Una auténtica revolución sostenible.