Tecnología, zafiros y diamantes: los auriculares más caros del mundo

¿Pagarías más de 13.000 euros por unos auriculares? Quizá cuando veas los nuevos Blue Dragon de QDC tu respuesta pase a ser afirmativa.

Blue Dragon
Blue DragonBlue DragonBlue Dragon

Puede que esta marca te suene a chino, y nada más lejos de la realidad, porque QDC es una reconocida firma china especializada en la fabricación y venta de productos de alta tecnología que, para ir un paso más allá, ha incluido el gran lujo en su último lanzamiento convirtiéndole en el más caro del mercado en la actualidad.

18 meses de trabajo son los que le ha hecho falta a la firma para ultimar los detalles de diseño de los Blue Dragon, unos auriculares, que según afirman desde QDC se agrupan para producir un escenario de sonido perfecto y de ancho de banda ultra alto”.

Blue Dragon
Blue DragonBlue DragonBlue Dragon

El motivo de su alto valor no es que sean una versión mejorada del modelo Anole VX, que ahora ha pasado a ser el segundo mejor de su catálogo, sino el arduo trabajo de fabricación, pues conlleva tres meses de trabajo artesano, y los exclusivos materiales que llevan integrados.

A pesar de que su tamaño es reducido, los fabricantes han conseguido incorporar titanio, oro y zafiros, nada menos que 800. ¿Cómo? ¿Dónde? Te lo contamos a continuación.

Los Blue Dragon son unos pequeños audífonos que, a priori hacen la misma función que cualquier otros. Y recalcamos al a priori porque no cualquier auricular del mercado cuenta con un cable desmontable de lujo. Este sale a través de un exclusivo cable de audio al que le han dado el nombre de Dragon Skin. Sus resistentes conductores están elaborados en plata de ley pura bañada en oro, cobre monocristal plateado y una aleación de cobre y paladio.

Blue Dragon
Blue DragonBlue DragonBlue Dragon

Pero lo que realmente hace especiales a estos auriculares in-ear es su diseño estético. Lo mejor de ellos son las piedras preciosas que adornan las carcasas, los 800 brillantes zafiros engastados a mano que las recubren.

Otras de las características que los hacen únicos es que poseen un ergonómico diseño que de adapta a la perfección y también secciones fabricadas en titanio fundido en oro, gracias a lo cual, el portador percibirá un sonido inigualable y que, además tendrá la opción de adquirir otros equipos compatibles con sus Blue Dragon que garantizan que estos “demuestren su enorme potencial y deleiten a sus afortunados propietarios”, dicen desde Audio Concierge, donde están a la venta.

Te aseguramos que la sensación de abrir un estuche de piel de avestruz en azul marino y descubrir que su interior aguarda unos relucientes Blue Dragon de 13.352 euros es maravillosa.

Blue Dragon
Blue DragonBlue DragonBlue Dragon