La historia de la Alta Relojería suiza comienza en el cantón de Neuchâtel

Allá por 1846 el relojero Ulysse Nardin se establecía en Le Locle con la misma excelencia por la que es conocida la maison en nuestros días.

Ulysse Nardin
Ulysse NardinUlysse NardinUlysse Nardin

No son tiempos en los que viajar sea fácil, por eso queremos evocarte una imagen para que te transportes sin salir de tu imaginación.

Viajas en un tren desde el que se vislumbra, a lo lejos, Le Locle, una pequeña aldea rodeada de asombrosas montañas nevadas. Solo se vislumbra verde y blanco. Cada vez te acercas más a esta aldea situada en el cantón de Neuchâtel. Las campanas de la iglesia repican a la vez que un rebaño de ovejas camina por las calles. Claramente, acabas de transportarte a otra época.

Piensas que Le Locle, seguramente hace 175 años, fuera una aldea muy parecida a la que tienes delante. Estás en lo cierto.

No solo por el precioso paisaje. También por albergar una de las casas relojeras más prestigiosas del mundo.

Ulysse Nardin
Ulysse NardinUlysse NardinUlysse Nardin

Y es que, allá por 1846 el relojero Ulysse Nardin se establecía en Le Locle con la misma excelencia por la que es conocida la maison en nuestros días.

La firma se caracteriza por la sublime tecnología que aplica a los relojes, auténticas obras de arte, que se fusionan con la artesanía más cuidada.

Los primeros éxitos que convirtieron a Ulysse Nardin es uno de los referentes de su sector y que le hicieron pertenecer al círculo más prestigioso de la relojería suiza, la Fundación de la Alta Relojería, tienen que ver mucho con el universo de la navegación. Tanto es así, que sus cronómetros de marina son de los más fiables que existen y siguen siendo venerados por coleccionistas de todo el mundo.

Ulysse Nardin
Ulysse NardinUlysse NardinUlysse Nardin

A lo que se suma, su excelencia en la producción de sus propios componentes y movimientos de alta precisión.

No nos cabe duda, la excelencia que ha convertido a Ulysse Nardin en auténtico símbolo de referencia, seguirá sumando éxitos. ¡Por otros 175 años más!

Ulysse Nardin
Ulysse NardinUlysse NardinUlysse Nardin