¿Dónde nació el Coliving, el modelo residencial que atrae cada vez a más adeptos adinerados?

Los espacios tienen áreas para disfrutar como salas de cine, de juegos, comedores y hasta restaurantes.

Co-living
Co-living FOTO: Co-living Co-living

Coliving (algo así como co-vivir) es la nueva tendencia que los ricos y millonarios están teniendo en cuenta en estos últimos tiempos y que no es más que compartir o invertir en la compra de casas de lujo donde viven distintos perfiles profesionales y se fusionan formas de vida, estilos y gustos.

Desde que comenzó el confinamiento, el teletrabajo aumentó significativamente, y comenzaron a surgir nuevas experiencias, modelos, sistemas y fórmulas, que ayudaron mucho a que los sectores de producción del mundo no vieran mermados sus ingresos por la falta de presencia física en las empresas.

El coliving es ahora un modelo de vida que lentamente comienza a ser tendencia en España, principalmente entre ejecutivos, personas de negocios y millonarios. Coliving se refiere a compartir espacios de trabajo alquilando oficinas o espacios donde se promueve una participación profesional unida a un estilo de vida y uso común de los espacios.

Coliving-cocina
Coliving-cocina FOTO: Coliving-cocina Coliving-cocina

El concepto se originó en Silicon Valley y es Bruselas quien está a la cabeza de esta. Este método nace cuando en Silicon Valley se produjo cuando un numeroso grupo de jóvenes profesionales que llegaban en masa a San Francisco tenían problemas para ubicar un espacio donde vivir por la escasez de viviendas en alquiler.

De esta manera, comenzaron a aparecer edificios donde los inquilinos no solo compartían sus viviendas y las áreas comunes, sino que empezó a darse una compenetración de gustos, aficiones y aspectos sociales en común. Fue así como comenzó como tal el coliving, que se enfoca en el mercado de la vivienda, dotando de un espacio a los residentes, también profesionales, que cuentan ahora con un lugar o espacio de trabajo dentro de un piso o una casa y donde se nutren de las experiencias comunes con los demás intercambiando ideas, experiencias, formas de vida y conocimientos profesionales.

El coliving ha permitido demostrar a muchas personas que una propiedad ya no es un objetivo primario y les permite enriquecer su experiencia de vida con conocimientos, interacción social y amistad, además de negocios.

Los espacios tienen áreas para disfrutar como salas de cine, de juegos, comedores y hasta restaurantes.

Coliving-sala de cine
Coliving-sala de cine FOTO: Explora_2005 Coliving-sala de cine

Los expertos aseguran que para los empresarios e inversores, esta idea revoluciona muchos conceptos y les brinda la oportunidad de vislumbrar un nuevo negocio que les aporta muy buenos dividendos, desde la adquisición de edificios o casas en conjunto en grandes urbanizaciones, hasta ofrecer los espacios de sus propiedades lujosas que usan muy esporádicamente.

Una alternativa que brinda funcionalidad y sobre todo rentabilidad. Todo en un proyecto futurista donde las personas puedan contar con un espacio individual pero compartido con otros interesantes perfiles.