El primer hotel cinco estrellas “todo incluido” de España está en Estepona

Pertenece a la prestigiosa cadena griega Ikos, cuenta con 411 habitaciones y 4.000 metros cuadrados de piscinas, además de decenas de servicios.

Ikos Resorts
Ikos ResortsIkos ResortsIkos Resorts

Ikos ha creado un oasis en plena costa malagueña, concretamente en Estepona. La conocida cadena hotelera griega ha abierto el primer resort de cinco estrellas “todo incluido” de España y no ha defraudado.

“Siempre se exige que cada Ikos sea mejor e incorpore nuevos elementos en sus nuevos emprendimientos”, afirma Diego Gronda, responsable del ya denominado proyecto Ikos Andalusia. Un complejo que ha costado 180 millones de euros y que lo componen 411 habitaciones, 4.000 metros cuadrados de piscinas, algunas diseñadas en cascada con vistas al mar, y una infinidad de jardines.

Entre toda su oferta, podemos destacar una guardería en la que los más peques se lo podrán pasar bomba, un servicio de habitaciones 24 horas o su gastronomía, con una propuesta de primer nivel ideada por chefs estrella Michelin como David Ibarboure o Ettore Botrini. De sus siete restaurantes, el más cotizado sea seguramente Oliva, dedicado exclusivamente a la cocina local de nuestro país. Cinco de estos locales con sus respectivos cinco chefs de renombre, se encuentran en plena playa.

Una de las suites de lujo de Ikos Andalusia FOTO: Ikos Resorts Ikos Resorts

Tampoco hay que dejar pasar la extraordinaria carta de vinos de este hotel de lujo: más de 300 marcas internacionales elegidas por el Sommelier Ikos. Asimismo, nos encontramos con un servicio de habitación 24 horas.

Su famoso Ikos Spa by Anne Semonin es, como definen en su página web, “un oasis de calma y el lugar ideal para revitalizar cuerpo y espíritu en un entorno exclusivo. Los tratamientos personalizados de nuestros expertos terapeutas, junto con los baños termales y una amplia gama de instalaciones de spa, lo convierten en una experiencia relajante y única”.

Zona de descanso de Ikos Andalusia FOTO: Ikos Resorts Ikos Resorts

Cada habitación de este “todo incluido” transmite diferentes sensaciones que combinan la nostalgia de nuestra arquitectura más pura y la conexión con una naturaleza paradisíaca. “Se ha transformado una arquitectura temática en una arquitectura internacional y sobria creando guiños a la arquitectura andaluza y mozárabe por medio de recreaciones de torres de vientos (muy comunes en Irán o Baréin. Torres existentes en cada pabellón que ayudan a refrigerar las distintas áreas públicas”, explica Diego Gronda.

La habitación más barata cuesta algo más de 4.000 euros durante una semana. El precio asciende a 9,5000 euros si deseas vivir la lujosa experiencia en su máximo esplendor. Ikos Andalusia es un lugar en el que huir de todas las preocupaciones que nos han asolado durante este último año.