Dior confía al gran chef Jean Imbert su próxima apuesta gastronómica

El exclusivo espacio estará situado en el icónico número 30 de la parisina Avenue Montaigne, el centro neurálgico de la firma

El número 30 de la parisina Avenue Montaigne, centro neurálgico de Dior.
El número 30 de la parisina Avenue Montaigne, centro neurálgico de Dior.DiorDior

La moda y la gastronomía siempre han ido de la mano. Históricamente ambos sectores han estado relacionados, y han sido muchas las ocasiones en las que lo gastronómico ha inspirado a la moda y viceversa. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, dicha relación se ha hecho más estrecha. Sobre todo, si tenemos en cuenta la incursión de las grandes marcas de lujo en el mundo de la restauración.

Fendi cuenta con su propio Café situado en Miami; Louis Vuitton sorprende a los paladares más exquisitos con Le Chocolat V, un auténtico paraíso del chocolate que se encuentra en Osaka, precisamente junto a su Le Café V, un espectacular restaurante ubicado dentro de una de sus mega tiendas de cuatro plantas; y ahora le ha tocado el turno a Dior. O más bien, la firma repite.

Porque la maison francesa va dar un paso más en el universo de la gastronomía con un nuevo restaurante. Y lo va a hacer de la mano de Jean Imbert, uno de los chefs más reconocidos del mundo, más allá del país galo, su lugar de origen. Lo ha confirmado el propio Imbert en su cuenta de Instagram, con cuyos seguidores ha compartido alguno de los platos que formarán parte de la carta de este exclusivo espacio, solo al alcance de unos pocos bolsillos.

El nuevo restaurante, del que Dior aun no ha dado más detalles sobre su apertura, va a estar situado en el icónico número 30 de la parisina Avenue Montaigne, el centro neurálgico de la firma de lujo, donde comenzó su historia y donde se respira la auténtica esencia de la maison. El diseño va a correr a cargo del arquitecto Peter Marino.

Este nuevo espacio va a sumarse al restaurante con el que Dior ya cuenta en los famosos almacenes Selfridges, en Oxford Street (Londres). Situado en la azotea de este majestuoso edificio, Alto -que así se llama- fue concebido como una extensión de Dioriviera, la colección cápsula diseñada por Maria Grazia Chiuri, de ahí que tanto su decoración como sus platos estén inspirados en la exclusividad de la Costa Azul.