La mansión de uno de los grandes magnates de la historia de la información será subastada por 47 millones de dólares

Pertenecía a William Randolph Hearst, uno de los grandes magnates de la historia de la información y quien inspiró a Orson Welles para crear a Charles Foster Kane.

Beverly House
Beverly HouseColdwell Banker Residential BrokerageBeverly House

William Randolph Hearst es uno de los personajes más interesantes y polémicos de nuestra historia reciente. Gran magnate del periodismo, llegó a ser propietario de 28 diarios estadounidenses y de sobra es conocida su lucha de poder contra Joseph Pulitzer o su obsesión por catapultar a la actriz Marion Davies al estrellato.

Tal interés despertaba su figura que Orson Welles se inspiró en él para dar vida al controvertido y tiránico Charles Foster Kane en Ciudadano Kane, para muchos críticos la mejor película de la historia por la influencia que tendría en el cine del futuro. Asimismo, recientemente, David Fincher directamente lo convirtió en uno de los personajes de Mank.

Beverly House FOTO: Coldwell Banker Residential Brokerage Beverly House

Por otro lado, Hearst era también un comprador compulsivo de objetos antiguos, joyas, coches y mansiones. Dos de estas últimas son ya una leyenda.

Una de ellas, la Beverly House, en Los Ángeles, se subastará el próximo 14 de septiembre por 47 millones de dólares. No obstante, Gary Gold, agente de cotización de Hilton & Hyland encargado de la subasta ha afirmado que, a pesar de que esta se ha cerrado en dicha cantidad, los documentos jurídicos de la operación recogen que hasta el 10 de septiembre se permitirá la recepción de una oferta mayor, si es que la hubiera.

La Beverly House es una mansión con historia. En ella se rodó parte de nada más y nada menos que El Padrino. Concretamente, era la casa de Jack Woltz, el productor que le niega un papel en una película a Johnny Fontane, ahijado de Vito Corleone, y que amanece con una cabeza de caballo en su cama.

Centrándonos en la vivienda, fue construida por el famoso arquitecto Gordon Kaufmann en los años 20, cuenta con dos plantas y se distribuye en forma de T a lo largo de 15.000 metros cuadrados. Está rodeada por elegantes y hermosos jardines y la preside una enorme piscina, Además, encontramos una pista de tenis, dos estanques, extensas galerías y enormes fuentes.

Posee 30 dormitorios y 40 baños. Todo ello bajo una decoración con techos abovedados y detalles en mármol y madera tallada. Pero, sin duda, una de las estancias más impresionantes es su biblioteca de dos pisos, que te transporta a otra época.

Biblioteca Beverly House FOTO: Coldwell Banker Residential Brokerage Biblioteca Beverly House

A pesar de la majestuosidad de la mansión, lo cierto es que a los vendedores les ha costado mucho encontrar un comprador. Pusieron el cartel en 2018 y no dieron con ningún interesado hasta ahora. No se lo explican. Nosotros tampoco.