Subastan un Mercedes “herido” durante la Guerra Civil

La carrocería del Mercedes 630 K fue alcanzada en un tiroteo, pero es totalmente funcional y ahora lo han valorado en casi un millón de euros.

Mercedes 630K, 1928
Mercedes 630K, 1928 FOTO: Mercedes Benz Mercedes 630K, 1928

Casi un siglo y una larga historia que contar. En la subasta de RM Sotheby’s que se celebrará el 6 de noviembre en Londres, uno de los grandes protagonistas será el Mercedes 630 K Tourer de 1928. ¡Una verdadera máquina del tiempo que narra el lujo y las prestaciones de antaño, pero también las tensiones sociales de la época.

Lleva bien sus años

Mercedes 630K, 1928
Mercedes 630K, 1928 FOTO: Sotheby's Mercedes 630K, 1928

El Type 630 forma parte de la familia 24/110/160 CV, una gama de modelos Mercedes producidos entre 1924 y 1929. El coche fue diseñado por Ferdinand Porsche (sí, el fundador de la marca homónima) que creó un coche capaz de combinar un buen confort de conducción con unas altas prestaciones proporcionadas por un chasis vanguardista para la época.

El ejemplo de la subasta sufre un poco el peso de los años. Algunas partes de la carrocería (especialmente los guardabarros y las inserciones cerca del capó) están oxidadas y en parte necesitan ser restauradas.

La capota de lona, sin embargo, sigue intacta, mientras que el interior de cuero está en buen estado. En general, hay poco de lo que quejarse teniendo en cuenta que el coche tiene 93 años y nunca ha sido repintado, solo revisado regularmente.

“Herido”, pero funcional

Mercedes 630K, 1928
Mercedes 630K, 1928 FOTO: Sotheby's Mercedes 630K, 1928

El 630 K Tourer se fabricó poco después de la fusión entre Daimler y Benz para formar Mercedes-Benz. Se vendió a un propietario español y ha permanecido en la península ibérica hasta hoy.

Según la descripción de Sotheby’s, el coche tiene incluso algunos pequeños agujeros de bala que fueron disparados durante un tiroteo en 1936, en plena Guerra Civil.

Bajo el capó se encuentra un motor 6.2 de seis cilindros en línea de 160 CV (acoplado a una caja de cambios manual de 4 velocidades) que, cuando era nuevo, era capaz de impulsar el Mercedes hasta 145 km/h. No está mal para un coche que pesa más de 2,3 toneladas (casi tanto como un Range Rover moderno).

A lo largo de los años se fabricaron poco menos de 1.400 PS 24/110/160 y es bastante raro encontrar un ejemplar en buen estado de conservación.

Según la casa de subastas, el valor de esta preciada pieza de la industria alemana oscila entre 650.000 y 800.000 libras (770.000 y 950.000 euros).