De los creadores de Bic Naranja, Bic Cristal, llega ahora el Bic de oro y diamantes

Los amantes de la escritura con tinta ya se pueden pelear por adquirir los nuevos y exclusivos bolígrafos de toda la vida: los de cuatro colores cuestan 24.500 euros.

El Bic de cuatro colores, bañado en oro y diamantes.
El Bic de cuatro colores, bañado en oro y diamantes. FOTO: Tournaire El Bic de cuatro colores, bañado en oro y diamantes.

Una generación entera no tiene ningún problema en recitar, de memoria, de carrerilla y sin duda alguna, la siguiente perorata: “Bic Naranja escribe fino. Bic Cristal escribe normal. Bic Naranja. Bic Cristal. Dos escrituras a elegir. Bic, Bic. Bic, bic, bic”. Sin duda, una campaña publicitaria bien hecha. Perfecta, incluso, para vender el bolígrafo por antonomasia, ese de inconfundible capuchón con el que hemos escrito de todo.

Desde 1945, la compañía francesa Sociètè Bic fabrica material de papelería, aunque también encendedores, maquinillas de afeitar y, en menor medida, artículos recreativos ligados a la náutica y unos pocos más relacionados con la electrónica. El bolígrafo Bic Cristal fue el primer artículo que una empresa que llegó a ser patrocinador de un súper equipo ciclista en los años sesenta, con Jacques Anquetil o Luis Ocaña en sus filas. Aquel primer artículo se consolidó prácticamente desde el primer momento y aún perdura como objeto de alto consumo en cualquier papelería que se precie. Su ajustado precio sigue siendo básico para su éxito absoluto, pero también el hecho de que, aproximadamente, con cada Bic Cristal se pueda escribir el espacio de 1 kilómetro.

4 Couleurs, Bic.
4 Couleurs, Bic. FOTO: Bic 4 Couleurs, Bic.

Lo que podría parecer imposible se ha producido y es que Bic se ha pasado al terreno del lujo. En principio, un simple bolígrafo de toda la vida no pega demasiado con lo exclusivo, pero eso fue hasta que la compañía francesa decidió aliarse con la casa de joyería Tournaire y con el artista Richard Orlinski para dar un paso más allá.

De esa mágica combinación han salido varios productos, a cual más increíble, aunque ninguno como un Bic de cuatro colores de toda la vida, pero engastado con 202 diamantes en 50 gramos de oro. Cada uno de los ocho bolígrafos que han salido a la venta lleva consigo un trabajo de 500 horas. Por ello cuesta 24.500 euros. Desconocemos si, a estas alturas, aún queda alguno en el mercado o si la firma francesa ha encargado alguno más dado el éxito de la venta.

Según Le Figaro, esta no es la única versión de los bolígrafos más lujosos de la historia. Para bolsillos menos holgados, hay otras dos más: una en bronce y otra en oro, pero sin diamantes. La primera se puede adquirir por 390 euros, mientras que la segunda se eleva hasta los 11.500.