El lujo llega a los patinetes eléctricos

Bugatti presenta su último invento en movilidad urbana con un vehículo que alcanza 1 CV de potencia y una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora.

Patinete eléctrico de la factoría Bugatti.
Patinete eléctrico de la factoría Bugatti. FOTO: Bugatti Patinete eléctrico de la factoría Bugatti.

Todos asociamos la marca Bugatti con vehículos de auténtico lujo. Con más de un siglo de historia, de origen francés y ahora formando parte del imperio alemán de Volkswagen, la firma siempre ha sido sinónimo de altísima gama y exclusiva selección.

Ahora, Bugatti ha sorprendido al mercado con su introducción en el sector de la movilidad urbana, tan alejada, en principio, a su verdadero nicho de mercado. Y así, la compañía francesa acaba de presentar en el CES 2022 que se está celebrando en Las Vegas su último ingenio: un patinete eléctrico, en cuya fabricación se ha aliado con Bytech International, un especialista de auténtica referencia en el sector de la movilidad.

Con un cuidadísimo diseño, el segundo vehículo eléctrico de la factoría después del famoso Bugatti Baby II, muestra la elegancia propia de la firma en un espectacular detalle: el piloto trasero que proyecta el histórico logo de Ettore Bugatti en el suelo.

En cuestiones técnicas, el nuevo patinete destaca por la potencia de su motor eléctrico, que casi alcanza 1 CV a partir de sus 700 W, lo que provocará que podrá alcanzar una velocidad máxima de 30 kilómetros a la hora. Eso sí, cuando se comience a comercializar en Europa, se verá obligado a realizar una autolimitación para situarse en los 25 por hora, que actualmente limita la normativa continental.

Según ha informado la propia compañía Bugatti en el CES de Las Vegas, el flamante vehículo contará con una autonomía de, aproximadamente, 35 kilómetros y presentará, gracias al sistema ABS, de tres modos diferentes de conducción: Economy, City y Sport, además de una función de crucero.

En un aspecto tan relevante en un vehículo de este tipo como es el peso, el patinete de Bugatti, cuyo cuadro está acabado en aluminio, pesa en torno a los 15,5 kilos y su capacidad de carga asciende a 110 kilos.

Aunque aún se desconoce el precio oficial con el que saldrá en breve al mercado, diferentes fuentes periodísticas aseguran que para hacerse con uno de estos modernísimos y exclusivos vehículos habrá que gastar, aproximadamente, 800 euros.