Tokens por dólares: así será el primer restaurante NFT del mundo

La apertura del Flyfish Club en Nueva York está prevista para el próximo año y tendrá la particularidad de que la posesión de criptomonedas será la condición imprescindible para entrar.

FILE PHOTO: Representations of the virtual currency Bitcoin and Ethereum stand on a motherboard in this picture illustration taken May 20, 2021. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo/File Photo
FILE PHOTO: Representations of the virtual currency Bitcoin and Ethereum stand on a motherboard in this picture illustration taken May 20, 2021. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo/File Photo FOTO: DADO RUVIC REUTERS

El mundo de las criptomonedas y de los NFT (non-fungible-token) ha llegado, parece, para quedarse. Cada vez son más numerosas las noticias que versan sobre la integración de la tecnología blockchain en nuestra vida diaria y, aunque aún nos sorprendan algunas historias surrealistas a más no poder, tendremos que empezar a acostumbrarnos.

Si faltaban algunas piezas del cibernético mundo del más presente de los futuros, el puzle se va completando. Por ejemplo, ¿cuánto tiempo quedará para que alguien piense en montar un restaurante donde las criptomonedas y los NFT sean platos habituales? Las siguientes líneas solo hacen que contestar a la pregunta en cuestión.

Se llamará Flyfish Club y se ubicará en un lugar aún por descubrir de la ciudad de Nueva York, pero será, según aseguran los promotores del proyecto, “diseñado por un destacado arquitecto, en uno de los edificios más bellos que existen. El espacio será a la vez íntimo y aireado, con techos altos, vistas especiales para vivir momentos únicos”.

Será un restaurante especializado en mariscos de inspiración mundial con una sólida barra de alimentos crudos, basada en influencias internacionales, creada por chefs galardonados y expertos en la hostelería más exclusiva. Para miembros limitados, habrá una sala privada de sushi omakase, que estará escondida dentro del club y que exhibirá pescado fresco traído diariamente desde Japón.

Gary Vaynerchuk, fundador del servicio de reservas de restaurantes Resy, es el impulsor de una iniciativa que ya cuenta con un presupuesto de 14 millones dólares y que exigirá la posesión de tokens para poder entrar en el restaurante. Para ello se han habilitado dos tipos de tarifas: una, digamos, más básica, que cuesta 2,5 Ethereum, alrededor de 8.200 dólares, que da acceso ilimitado a casi todos los espacios del restaurante y una versión premium, con un precio de 4,25 Ethereum (14.000 dólares), que ofrece servicios exclusivos, como, por ejemplo, el acceso al famoso restaurante de comida japonesa de lujo.

David Rodolitz, director general de la empresa de hostelería VCR Group, es el encargado de gestionar el proyecto creado por Vaynerchuk y verdadero artífice de la creación de un particular estatus por formar parte de los clientes del primer restaurante NFT del mundo. “Al tokenizar, la asociación se convierte en un activo: la persona la posee. Podrían usarlo para cenar, como estaba previsto, pero también podrían alquilarlo cuando estén fuera de la ciudad, o incluso venderlo”.