Spa, champán y hasta bodas: las bondades de un hotel de 6 estrellas... para perros

El Superwoof Dog Hotel, inaugurado en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), está concebido para que los animales vivan a cuerpo de rey.

Algunos de los perros que ya han pasado por el Superwoof Dog Hotel, acompañados por sus dueños.
Algunos de los perros que ya han pasado por el Superwoof Dog Hotel, acompañados por sus dueños. FOTO: https://www.superwoof.co/

Todos sabemos la importancia que las mascotas tienen para millones de personas en todo el mundo. Y, pese al papel cada vez más preponderante de los gatos en el podio de los animales de compañía, nadie discute, por ahora, el liderazgo de los perros como el mejor amigo del hombre, y se supone que de la mujer también. Muchísimos son los beneficios que para cualquier ser humano tiene el hecho de tener un perro en su vida, empezando, por supuesto, por la increíble compañía, cariño y lealtad que proporcionan.

En cumplida respuesta por todas esas cualidades, ahora es a los humanos a los que les toca devolver parte de lo recibido. Y eso es lo que han pensado los responsables del Superwoof Dog Hotel, una residencia para perros de auténtico lujo, 6 estrellas aseguran, recién inaugurada en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. “Hemos intentado ofrecer un servicio de seis estrellas”, aseguró Watson Mpala, adiestrador de perros de Superwoof. “Con la supervisión las 24 horas del día y los lujos de nuestra piscina, los salones gigantes y todo ese ambiente, realmente queremos ofrecer una experiencia de lujo a los perros”.

Efectivamente, parece que el alojamiento es para las personas, pero nada más lejos de la realidad, ya que está destinado únicamente a los canes. Pero es que la lista de características de un hotel tan peculiar como este deja directamente sin palabras hasta definirlo como lo que realmente es, un paraíso perruno.

Para empezar, ofrece, como adelantaba Mpala, una amplia terraza con unas preciosas vistas a la montaña, grandes salones, piscinas y zona de juegos. Disponen, además, de un ‘Woof! Bar’ donde sirven a sus huéspedes, perros no lo olvidemos, un exclusivo y glamuroso refrigerio denominado champaws, que no es otra cosa que agua con hierbas en formato de botella de champán.

Pero aquí no acaba la historia, ni mucho menos. Las ofertas del hotel para perros van desde una visita por la región vinícola del valle de Franschhoek, hasta sesiones de peluquería y spa con masajes y cepillado. Aunque lo más curioso es que el Superwoof Dog Hotel ofrece la posibilidad de celebrar bodas entre perros, sí, sí, lo han leído bien, auténticos enlaces nupciales al más puro estilo humano, con alfombra roja, velo para la novia, corbata para el novio, champán canino... todo lo que se le pueda ocurrir al más exigente y exclusivo dueño de perro.