Un McLaren Sabre que cambia de color y que cuesta más de 3 millones de dólares

El hipercoche utiliza un motor V8 de 4 litros que produce 824 CV y 800 Nm de par motor para alcanzar una velocidad máxima de 350 km/h.

McLaren Sabre
McLaren Sabre FOTO: Barrett-Jackson

Solo se fabricaron 15 McLaren Sabre (todos para Estados Unidos) y cada uno de ellos fue cuidadosamente personalizado para su propietario. Por lo tanto, estamos, literalmente, ante piezas únicas en el mundo. Ahora, Barrett-Jackson va a poner en venta uno de estos ejemplares, absolutamente impresionante.

Un McLaren camaleónico

McLaren Sabre
McLaren Sabre FOTO: Barrett-Jackson

El Sabre está basado en el Senna, pero el 70% de sus componentes son únicos. Desarrollado por la división de Operaciones Especiales de McLaren, el hipercoche tiene formas claramente inspiradas en el automovilismo, como los faros traseros verticales integrados en el enorme alerón. Muchas otras características también se derivan del mundo de la competición, como el difusor activo (una primicia para McLaren), que aumenta la carga aerodinámica para mejorar el rendimiento en pista.

El coche presenta la exclusiva combinación Pacific Colour Stream, que parece que cambia de color según el ángulo desde el que se mire el coche. El Sabre se vuelve azul, púrpura o rosa según la luz ambiental y los reflejos.

Extremo en términos de rendimiento y precio

McLaren Sabre
McLaren Sabre FOTO: Barrett-Jackson

El McLaren Sabre es el biplaza más rápido jamás producido por la compañía británica. El hipercoche utiliza un motor V8 de 4 litros que produce 824 CV y 800 Nm de par motor para alcanzar una velocidad máxima de 350 km/h. El legendario F1 y el Speedtail alcanzan cifras más altas, pero cuentan con tres asientos.

Además de las fotos del coche, Barrett-Jackson también publica el coste del ejemplar, el consumo de combustible (6,8 km/l, para que conste) y una lista completa de las opciones del McLaren. Cuando salió de la fábrica de Woking, el Sabre costó 3,79 millones de dólares (unos 3,3 millones de euros). Lo más probable es que una unidad de segunda mano pueda valer aún más.