Estos son los cinco ucranianos más ricos del planeta

Rinat Akhmetov, poderosísimo empresario del sector minero y presidente del Shakhtar Donetsk, acumula una fortuna de 6.900 millones de euros.

Rinat Akhmetov, presidente del Shakhtar Donetsk.
Rinat Akhmetov, presidente del Shakhtar Donetsk. FOTO: Shakhtar

Desde hace 26 días las miradas del mundo entero han girado hacia el centro de Europa. Ucrania, un país algo más grande que España y con 44 millones de habitantes, está sufriendo las consecuencias de una invasión por parte de Rusia que tiene en vilo a todo el planeta. Las imágenes que llegan desde aquel país son espeluznantes y millones de ciudadanos ucranianos, sobre todos mujeres y niños, se han visto obligados a abandonar su país.

A la espera de que se pueda llegar a un alto el fuego y que todo quede en una horrorosa pesadilla, muchos ucranianos confían en que algunos de sus compatriotas más ricos puedan presionar para que la paz vuelva a un país que, solo hace un mes, vivía en la misma tranquilidad que el resto de los países europeos. Para saber cuáles son esos ciudadanos ucranianos que poseen una fortuna billonaria (más de un billón de dólares, o lo que es lo mismo, algo menos de 1.000 millones de euros), nada mejor que acudir a la biblia del dinero; esto es, la lista de millonarios que publica Forbes.

Según esta prestigiosa publicación, el ucraniano más rico del planeta atiende al nombre de Rinat Akhmetov, un hombre de 54 años que acumula una fortuna aproximada de 6.900 millones de euros, lo que le coloca en el número 327 de la lista de personas más ricas del mundo. Akhmetov es toda una personalidad en su país, principalmente por ser el presidente del club de fútbol más potente de Ucrania, el Shakthar Donetsk, un habitual de la Champions en las últimas temporadas.

Akhmetov ha construido su fortuna a partir de sus propiedades en el potentísimo sector minero del país y se consolidó como hombre fuerte de la economía ucraniana a la sombra de Viktor Yanukovich, el presidente prorruso depuesto en 2014. Pese a esa fortísima influencia, Akhmetov se ha decantado claramente por Ucrania en la guerra comenzada por Putin. Desde Mariupol, la ya tristemente célebre devastada por el ejército ruso, el oligarca ucraniano despejó todas sus dudas al anunciar que “seguiremos trabajando, seguiremos construyendo, seguiremos invirtiendo... Creemos en Mariupol, creemos en Ucrania. Nuestro objetivo común es una Ucrania fuerte, pacífica, independiente y unida dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas”.

Akhmetov, que hasta que comenzó la guerra fue acusado por el propio presidente ucraniano Zelenski como instigador de un hipotético golpe de estado contra su Gobierno, se erige ahora como un personaje clave para sentar en una mesa a las partes implicadas en busca de una salida negociada de la guerra.

Victor Pinchuk y su Fundación

Para encontrar al segundo ucraniano más rico del planeta hay que descender hasta el puesto 1.249 de la lista de Forbes. Allí encontramos a Victor Pinchuk, que acumula una fortuna de, aproximadamente, 2.200 millones de euros, y pasa por ser uno de los filántropos más importantes de Europa. Pinchuk construyó su imperio económico a partir de la creación de una compañía especializada en la metalurgia y otra posterior centrada en la asesoría de inversiones.

La Fundación Victor Pinchuk, cuyo objetivo principal es “empoderar a las generaciones futuras para que se conviertan en los creadores de cambios del mañana”, está actualmente volcada con la captación de fondos para apoyar a Ucrania en la defensa de su territorio frente a la invasión rusa. Hace 10 años, Pinchuk se comprometió a donar gran parte de su fortuna para participar en The Giving Pledge, la gran fundación filantrópica comandada por Bill Gates y Warren Buffett que, una década después, ha tenido un desarrollo más bien discreto.

El millonario más joven de Europa

Kostyantin Zhevago es, a sus 48 años de edad, el millonario más joven de Ucrania y en su momento fue el joven con mayor fortuna de toda Europa. Zhevago es el accionista mayoritario de Ferrexpo, una empresa de extracción de mineral de hierro que es el sexto proveedor de pellets de la industria siderúrgica mundial y que cuenta con más de 9.000 empleados.

Al igual que sucede con Akhmetov, Zhevago es otro apasionado del fútbol y es propietario del FC Vorskla Poltava, de la Primera División de Ucrania, aunque muy por debajo tanto del Shakthar como del histórico Dynamo de Kiev. Este oligarca del sector minero lleva décadas vinculado a la política ucraniana, ya que fue miembro del Parlamento del país desde 1998 a 2019 y acabó vinculado a un partido proeuropeo que lideraba la ex primer ministra Yulia Tymoshenko.

Propietarios de clubes de fútbol

Es, al menos, curiosa la vinculación de las grandes fortunas de Ucrania con los clubes de fútbol. Y es que el FC Dnipro, que en 2015 cayó derrotado por el Sevilla en la final de la Europa League, fue propiedad, hasta su desaparición en 2019, de Ihor Kolomoyskyy, el cuarto ucraniano más rico del planeta, con una fortuna estimada por Forbes en algo más de 1.600 millones de euros. Kolomoyskyy cofundó PrivatBank, el principal banco del país, se hizo más tarde un magnate del petróleo e, incluso, intervino en el Gobierno al dirigir su región natal, Dnipro, entre marzo de 2014 y marzo de 2015.

De origen judío y marcado carácter antirruso en la invasión de Crimea de 2014, su posición parece haber virado después de verse involucrado en numerosos procesos judiciales tras los que Kolomoyskyy ha visto la figura de un Zelenski con el que nunca ha tenido una gran relación.

Por último, el quinto ucranio más millonario del planeta atiende al nombre de Henadiy Boholyubov, quien, a sus 58 años, acapara una fortuna de algo más de 1.500 millones de euros. Ex socio comercial de Kolomoyskyy, Boholyubov, con quien fundó PrivatBank en 1990, ha estado también involucrado en diversos procesos judiciales. De ferviente creencias judías, es fundador de diversas organizaciones filantrópicas vinculadas al judaísmo. Residente habitual en Londres, Boholyubov posee las nacionalidades de Ucrania, Gran Bretaña, Israel y Chipre.