Dormir en exclusivas casas-cueva, la nueva experiencia de moda

Estancias remodeladas por completo para brindar unas vacaciones inigualables en las que la naturaleza y el lujo se convierten en un pack único

Casa-cueva en Utah.
Casa-cueva en Utah. FOTO: Airbnb

Cada vez son más los viajeros que buscan nuevas experiencias en sus vacaciones, alejándose de la tradicional vivencia hotelera a la que ya están acostumbrados. Como respuesta a esta incipiente demanda, ha surgido una curiosa tendencia de creación de espacios habitables en terrenos naturales.

¿La última moda? Casas-cueva que modifican el pensamiento general que teníamos sobre estos lugares. Nos despedimos de la visión oscura y húmeda para dar paso a lugares amplios con todas las comodidades, pero rompiendo de lleno la rutina de la ciudad.

Una de las primeras cuevas que se popularizaron fue la Bedrock Homestead Cave West End, en Utah, una obra de arte en la que disfrutar de unos días de vida sostenible y descanso. La estancia se presenta como una oportunidad única para estar aislado en el pasado, haciendo senderismo y disfrutando de las vistas, aunque sin dejar de lado comodidades del presente como la electricidad, una piscina de 2 metros de profundidad, confortables camas, electrodomésticos o una muy necesaria barbacoa.

Vistas desde una de las habitaciones del Alexander's hotel en Grecia.
Vistas desde una de las habitaciones del Alexander's hotel en Grecia. FOTO: Booking

Pero si lo que queremos es lujo, elegancia e intimidad, el hotel Boutique Alexander, en Santorini, es el lugar perfecto. En las paredes del idílico pueblo de Oia, en Grecia, está excavado este alojamiento que ha conseguido ofrecer los placeres de una estancia 5 estrellas de una forma totalmente diferente.

Las habitaciones ofrecen vistas directas al mar Egeo desde lo alto de la caldera de Santorini, con bañera de hidromasaje privada y servicios opcionales de manicura, peluquería o masaje en la habitación, e incluso recogida del aeropuerto en limusina. Una reinvención del concepto de cueva mucho más llamativa.

Habitación de una casa-cueva en Cazorla.
Habitación de una casa-cueva en Cazorla. FOTO: casascuevacazorla.com

Y en el territorio nacional esta moda ya está aterrizando, con casas-cueva en zonas rurales y parques naturales, aprovechando los ricos recursos de los territorios de nuestro país. Uno de los alojamientos más demandados está en Cazorla (Jaén), donde se puede dormir en una cueva ambientada en el siglo XIX, aunque con algunas mejoras como chimenea, televisión de pantalla plana, wifi o una cocina completamente equipada.

Una apuesta firme para desconectar del día a día, sin olvidar los lujos y comodidades de unas buenas vacaciones.