Porsche 911 Sport Classic, el gran turismo atemporal

550 CV, tracción trasera y caja de cambios manual: así es el Porsche 911 Sport Classic, del que se producirán mil doscientas cincuenta unidades hasta finales de año.

Porsche 911 Sport Classic
Porsche 911 Sport Classic FOTO: Porsche

“Un superdeportivo analógico en un mundo digital”. Así es como describe Zuffenhausen el nuevo Porsche 911 Sport Classic, el moderno homenaje al famoso Carrera RS de los años 70 y posteriores.

El nuevo miembro de la familia 911 es una mezcla del pasado y el presente de la marca, con muchas referencias a los modelos más icónicos y las prestaciones y el confort de un gran turismo de los años 20 de este siglo.

Un homenaje al pasado

Porsche 911 Sport Classic
Porsche 911 Sport Classic FOTO: Porsche

Algunos ya lo han bautizado como “911 Turbo S con caja de cambios manual” porque, efectivamente, la carrocería y el motor son los mismos que los del modelo más potente de Porsche. La silueta es la más ancha y amenazante del Turbo S, pero la eliminación de las tomas de aire laterales ha hecho que la línea sea más limpia. De hecho, el objetivo de los ingenieros era crear una superficie continua y remitir así al aspecto sencillo de los antepasados.

El otro elemento que une el pasado y el presente de Porsche es el característico alerón Ducktail, que realiza una importante contribución no solo estilística sino también aerodinámica. También está la línea del techo, que rinde homenaje al 997 Sport Classic, mientras que el diseño de las llantas de aleación (20″ delante y 21″ detrás) recuerda a las llantas Fuchs de los Porsche de época.

Por último, el adhesivo del flanco recuerda a los primeros modelos de competición y puede ser personalizado por el cliente eligiendo un número del 1 al 99. También se puede eliminar para obtener un perfil más sobrio.

Lujo clásico, tecnología moderna

Porsche 911 Sport Classic
Porsche 911 Sport Classic FOTO: Porsche

Al igual que el exterior, el interior del Porsche 911 Sport Classic combina lo clásico y lo moderno. Los asientos están doblemente tapizados en cuero de semianilina de alta calidad (utilizado por primera vez en el 918 Spyder) y tela. Esto, combinado con las incrustaciones de madera en el salpicadero y los paneles de las puertas, da al interior el aspecto de un coche deportivo de los años 60 o 70.

Además, el velocímetro tiene un gráfico específico para este 911 y los logotipos de Porsche Exclusive Manufaktur, la división de personalización de la compañía, aparecen por todo el habitáculo.

550 CV son suficientes

Como hemos mencionado, el motor es el mismo 3.7 biturbo del Turbo S, pero se ha reducido a 550 CV. Se trata de un retoque necesario para hacer el Porsche más accesible dado que, además de tener menos entradas de aire que la versión más potente, tiene una caja de cambios manual y depende exclusivamente de la tracción trasera.

La tecnología, sin embargo, no falta, ya que el coche cuenta con un sistema de frenos carbonocerámicos, ruedas traseras direccionales, suspensión activa PASM y Control Dinámico del Chasis.

Por lo tanto, el equipamiento de serie es del más alto nivel. Y no podía ser de otra manera. Solo se fabricarán 1.250 Porsche 911 Sport Classic en todo el mundo en cuatro colores: Negro, Gris Ágata Metalizado, Azul Gentian Metalizado y Gris Sport Metalizado (creado exclusivamente para el Sport Classic). Entre otras cosas, los afortunados propietarios también recibirán un reloj especial a juego con el coche. Los primeros ejemplares llegarán a los concesionarios a finales de 2022.