Un nuevo Ferrari Roma rinde homenaje a la tradición japonesa

El increíble superdeportivo se expondrá en la sala de exposiciones Ferrari Tailor Made durante la Semana del Diseño de Nueva York.

Ferrari Roma
Ferrari Roma FOTO: Ferrari

De Ferrari Tailor Made, el departamento de Maranello dedicado a la personalización más extrema, salen algunos de los vehículos más exclusivos del planeta. El último ejemplo es este Ferrari Roma especial.

El gran turismo ha sido cuidadosamente personalizado para celebrar y representar la artesanía tradicional japonesa. El resultado es increíble.

Homenaje a la artesanía japonesa

Ferrari Roma
Ferrari Roma FOTO: Ferrari

El Ferrari Roma es una creación de los fundadores de la revista Cool Hunting y de Flavio Manzoni, jefe de diseño de Ferrari, que reunieron lo mejor de la filosofía de diseño italiana y japonesa. En esencia, el Roma presenta unos materiales exclusivos trabajados con técnicas tradicionales japonesas, pero revisados en clave moderna para garantizar su funcionalidad y durabilidad.

La primera referencia a Japón es el color azul brillante de la carrocería, llamado Indigo Metal y desarrollado específicamente para este Ferrari. El color (también presente en las inserciones de los asientos y las alfombras) se produce a partir de una planta que, una vez cosechada y fermentada, se transforma en sukumo. El índigo seco (o añil) se mezcla con lejía, sake y polvo de cal para crear el tinte final.

Ferrari Roma
Ferrari Roma FOTO: Ferrari

La tapicería del interior se realizó con la técnica Sakiori, uno de los ejemplos más antiguos de reciclaje de materiales. Esta técnica, que se remonta al siglo XVIII, consiste en reciclar kimonos desgastados para obtener un material cálido y duradero.

Por eso, para el interior del Roma se utilizaron dos kimonos de época (concretamente, de los años 40 y 70) y sus fibras se tejieron con fuertes filamentos de nailon para garantizar la longevidad del interior. En el habitáculo, incluso el techo presenta una elaboración especial. Para su fabricación se utilizaron dos cueros teñidos de índigo, procesados con técnicas distintas para que coincidieran con los colores del coche. Los tiradores de las puertas, por su parte, están recubiertos de cuero negro tejido a mano en homenaje al tsukami, el antiguo arte de envolver las empuñaduras de las espadas Katana.

Por si fuera poco, el portón de la palanca de cambios y las levas de cambio presentan un revestimiento de cobre Made in Japan, mientras que la placa de personalización del Ferrari y los umbrales de las puertas presentan un “Kamon”, un sello transmitido en las familias japonesas. El diseño fue concebido específicamente para el coche y representa la rueda de un carro tirado por bueyes, cuyos ocho radios recuerdan los pistones del motor V8.

Lo que hace aún más especial es el hecho de que gran parte de los materiales trabajados con técnicas japonesas fueron procesados y producidos en algunas fábricas históricas del país nipón. El increíble superdeportivo se expondrá en la sala de exposiciones Ferrari Tailor Made durante la Semana del Diseño de Nueva York (NYC X DESIGN).