La propiedad más cara de la Costa Blanca es espectacular y lleva la firma de Armani

La italiana Monica Armani puso todo su talento para llevar la arquitectura Bauhaus al mar de Alicante y construir allí una mansión de 4,8 millones de euros.

Piscina exterior de Morning Breeze.
Piscina exterior de Morning Breeze. FOTO: somium

Morning Breeze significa, literalmente, brisa de la mañana, aunque para la arquitecta y diseñadora italiana Monica Armani supone mucho más. Así bautizó una espectacular propiedad que, bajo su increíble talento, levantó Somium, la división premium de la constructora Grupo Marjal, en el lujoso complejo residencial Las Colinas. Se trata, sin muchas dudas, de una de las residencias más increíbles de la Costa Blanca, situada en la provincia de Alicante, a dos pasos de territorio murciano, con un fantástico campo de golf en las inmediaciones y el mar, a lo lejos, en primoroso segundo plano.

En su construcción, Armani retomó las enseñanzas del espíritu Bauhaus y de su gran impulsor, el genial Mies van der Rohe. Todo ello combinado con los colores mediterráneos de la playa y del mar. La espectacular casa, que está cubierta con una maravillosa fachada de vidrio, se encuentra enclavada en lo alto de una colina que domina el impresionante paraje natural que supone el complejo de Las Colinas.

El diseño recuerda al de un anfiteatro y destaca tanto por su blancura como por la altura, siete metros, que alcanza la construcción y que le otorga prácticamente la condición de una formidable escultura.

Si la privacidad es el nuevo lujo, esta villa de tres dormitorios va más allá. Cuenta con dos suites independientes pero conectadas con sus propios baños privados y cocinas pequeñas que permiten a los residentes tener el contacto entre sí como deseen. Las comodidades excepcionales de la propiedad incluyen una terraza de 240 metros cuadrados con vistas de 160 grados, un gimnasio y spa privados con jacuzzi y sauna, jardines paisajísticos y la opción de habitaciones para el personal separadas.

La fastuosa residencia ocupa 1.000 metros cuadrados construidos sobre una superficie de 2.000 y una de sus incuestionables joyas es la increíble piscina infinita de 55 metros cuadrados con vidrio laminado estilo acuario de dos pisos. Pero esta no es la única agua que corre por Morning Breeze, ya que en el sótano nos encontramos con una zona de spa, jacuzzi, sauna finlandesa y sauna turca. Además, el garaje tiene capacidad para acoger hasta cinco vehículos.

El precio de esta incomparable propiedad levantina es de 4,8 millones de euros.