50 años no es nada... Renault transforma el mítico R5 hasta convertirlo en eléctrico y con volante de mármol

En la fabricación del prototipo, la marca francesa ha contado con la colaboración del diseñador galo Pierre Gonalons.

Renault 5 Diamant.
Renault 5 Diamant. FOTO: Renault

1972 fue un gran año para Renault. La mítica firma automovilística francesa aprovechó como pocas las ansias que, en la década de los setenta, tenían millones de personas en todo el planeta por poseer uno de esos novedosos, cómodos y veloces automóviles que comenzaban a poblar las calles y las carreteras y, pensando en ellas, sacó al mercado uno de los coches más míticos de su más que fructífera historia.

El popular Renault 5 se vendió entre 1972 y 1984 y, en buena parte de esos años, el R5 se convirtió en el automóvil de mayor éxito en un mercado que no hacía otra cosa que crecer. Ha pasado medio siglo y la marca francesa lo ha querido celebrar a lo grande; esto es, fabricando un prototipo, el Renault 5 Diamant, en colaboración con el diseñador francés Pierre Gonalons. El nuevo y flamante R5 no entrará en la cadena de producción, pero sí que servirá como aperitivo para la batería de vehículos eléctricos que está preparando el gigante francés.

El Diamant entra en la moderna categoría de vehículos denominados restomod, nuevo término que procede de la unión entre dos adjetivos, restaurado y modernizado, que es, justo, lo que se ha hecho con esta pequeña joya de carrocería, en principio, de color rosa, pero que, según asegura la propia firma, presenta, en realidad, una pintura de tres capas con pigmentos dorados, cubierta con un barniz que da reflejos dorados al sol y un tono azulado si el coche está a la sombra.

Espectacular volante del R5 Diamant.
Espectacular volante del R5 Diamant. FOTO: Renault Espectacular volante del R5 Diamant.

“El Renault 5 encarna un estilo de vida popular y contemporáneo. Con el Renault 5 Diamant, he querido rendir homenaje a su revolucionario diseño y trasladar las formas y los colores de mi universo al mundo del automóvil”, comenta el diseñador Pierre Gonalons, artífice del nuevo proyecto e inspirador de una de las decisiones más atrevidos: la colocación de un volante de mármol sobre carbono y con forma arabesca. Pese a la espectacularidad de tan singular volante, el interior del automóvil es absolutamente minimalista, únicamente con los tiradores de las puertas, los elevalunas y la palanca de cambios, todos ellos diseñados en forma de esfera.

Pero el nuevo R5 Diamant no se queda, en modo alguno, en los años 70 en los que se creó el original, sino que aprovecha el paso de las décadas y el evidente avance de la tecnología para, además de la propulsión totalmente eléctrica, incluir un escáner de huellas dactilares para el desbloqueo de las puertas y una palanca selectora secuencial con tres posiciones (adelante, punto muerto y marcha atrás).