Retenido

Así es el megayate de un oligarca ruso que se ha subastado en Gibraltar

La embarcación está valorada en 65 millones de libras, con seis camarotes, un gimnasio, una sala de cine, una piscina y un spa dentro de este yate de 72 metros de eslora

Axioma durante la navegación.
Axioma durante la navegación. TheYachtGuy Official

El pasado martes Gibraltar abrió la subasta de un megayate del oligarca ruso Dmitry Pumpyansky, un buque que estaba retenido en sus costas desde marzo como consecuencia de la deuda que el empresario posee con una entidad estadounidense. Aunque se han cerrado ya las pujas, el nombre del comprador y el precio de la operación se conocerán en unos días.

Mientras tanto, podemos descubrir los numerosos detalles de la embarcación Axioma, que cuenta con tal cantidad de lujos y excentricidades que su valor actual se ha tasado en más de 76 millones de euros.

Piscina y solárium del megayate.
Piscina y solárium del megayate. TheYachtGuy Official

Desvelamos los secretos de Axioma

Este megayate, considerado uno de los más grandes del mundo, fue construido en 2013 por Dunya Yachts y en 2020 tuvo un lavado de cara con una reforma exterior del casco. Desde hace años, la embarcación de lujo ha estado disponible para su alquiler en diferentes destinos, entre los que también encontramos Ibiza.

A pesar de no tener un precio especialmente asequible, entre los 450.000 y los 550.000 euros por semana, según Boat International el yate llevaba años con la agenda permanentemente ocupada.

La embarcación puede alojar hasta 12 invitados en 6 camarotes, además de los 20 miembros de la tripulación recomendados. Las habitaciones son amplias, cuatro de ellas dobles y clasificadas por colores. Aunque las habitaciones base son especialmente amplias, en la misma planta se encuentra una suite VIP con una pequeña sala de estar y un ropero.

Sin embargo, el culmen del lujo se encuentra en la zona superior, donde la Master Suite ocupa toda la planta. Esta estancia se compone de una oficina con sala de conferencias, una habitación con cama XXL, un vestidor gigante, un baño enorme y una impresionante claraboya en el techo que permite ver las estrellas antes de dormir.

Y si las habitaciones sorprenden, no se quedan atrás las zonas comunes. El barco dispone de varias terrazas con solárium, una piscina infinita, una zona de ocio interior, un cine de lujo y un piso en el que los navegantes pueden disfrutar de un gimnasio, un spa con sauna, un minibar junto al jacuzzi e, incluso, un tobogán para darse un chapuzón o acceder a la plataforma inferior de ocio, con lanchas y tablas de surf para pasar una tarde divertida en alta mar.

De momento, el megabuque no solo se ha convertido en noticia por sus innumerables ostentaciones, que podría, sino también por ser el primer barco de lujo que se pone en venta tras las restricciones de la comunidad internacional por la invasión de Rusia a Ucrania.