BYD/Atollvic 50: una propuesta sostenible envuelta en un elegante yate de lujo

El buque de lujo, que será construido por el astillero Atollvic, lleva en su diseño la huella de la empresa española BYD Group

Nuevo yate de lujo BYD/Atollvic 50.
Nuevo yate de lujo BYD/Atollvic 50. FOTO: BDY Group

Las embarcaciones de lujo, al igual que el resto de transportes, están virando en los últimos tiempos hacia alternativas más sostenibles que logren ofrecer las mismas prestaciones sin perjudicar al entorno en el que se mueven. Cada vez está más claro que los diseños ecológicos no están reñidos con la comodidad y, poco a poco, las empresas y astilleros se están sumando a la moda de crear prototipos de movilidad que respeten los fondos marinos.

Es el caso de la revolucionaria iniciativa del estudio de diseño nacional BYD Group con el astillero Atollvic: el BYD/Atollvic 50. Este buque es un superyate de última generación que cuenta con un sistema de propulsión híbrido, con cuatro generadores diésel y dos celdas de combustible, con un eficiente gestor de energía que también se sirve de un grupo de baterías para su navegación.

Prototipo de la nueva embarcación.
Prototipo de la nueva embarcación. FOTO: BDY Group

Adiós a la navegación convencional

Gracias al cuidado que se ha puesto en la sostenibilidad del proyecto, las empresas que han ideado este yate aseguran que una vez construido este puede funcionar en distintos escenarios. El espectacular transporte podrá navegar propulsado por diésel, pero el patrón también podrá escoger hacerlo de forma totalmente eléctrica, con hidrógeno o combinando los diferentes sistemas, según la demanda de energía de cada trayecto.

Todos los requerimientos energéticos se producirán dentro de la planta de energía que está presente en cada uno de los modelos del yate. Después esta se distribuye, optimizando la cantidad de energía otorgada en cada proceso y aumentando la eficiencia total de la embarcación.

Vista aérea del prototipo.
Vista aérea del prototipo. FOTO: BDY Group

Un imponente diseño para presentar este yate sostenible

Aunque es cierto que el nombre inicial no llama la atención por ser especialmente atractivo, sí que lo es el prototipo al que representa. Este yate es una propuesta de la más alta clase, con 50 metros de eslora en los que se acumulan todo tipo de detalles para asegurar el máximo confort en alta mar.

El elegante exterior, con un casco de aluminio y composite, se divide en cinco zonas completamente diferenciadas, con un club de playa en la zona baja que funciona también como garaje para las embarcaciones auxiliares, gracias a sus dos plataformas laterales abatibles.

La cubierta principal tiene una enorme zona de solárium, un comedor para hasta 12 personas y una imponente piscina que se transforma en un helipuerto. Además, en el puente de navegación se incluye un espacio amplio en el que hay un bar con jacuzzy y asientos para disfrutar de las mejores vistas mientras esta joya navega tranquilamente por el océano.

Teniendo estos exteriores, nos quedamos con ganas de saber un poco más sobre el interior del yate, que esperamos que vea la luz en breve. En palabras de uno de los integrantes del equipo de diseño de BYD: “Nos llevará tres años construir este nuevo superyate, por lo que si comenzamos este verano el buque se lanzará en 2025″, asegura.