El último Lamborghini Aventador es un homenaje al singular Miura Roadster

El Miura P400 Roadster de Bertone, un ejemplar único, sirvió de inspiración para este “Ultimae Roadster”

Lamborguini hace un homenaje al Miura Roadster.
Lamborguini hace un homenaje al Miura Roadster. FOTO: Lamborguini

15 supercoches Aventador perecieron en el Océano Atlántico cuando el Felicity Ace se incendió a principios de este año. Se suponía que eran los últimos coches para clientes del buque insignia de Sant’Agata Bolognese, por lo que Lamborghini no tuvo más remedio que volver a construirlos todos. De hecho, la marca exótica italiana perdió unos 85 vehículos durante el ardiente incidente, la mayoría de los cuales eran SUVs Urus.

A finales de septiembre, se presentó el último Aventador, un Ultimae Roadster construido por la división de personalización Ad Personam, este epílogo del Aventador sólo se mostró en la línea de montaje de la fábrica en Italia. Ahora, Lamborghini ha publicado una completa galería de fotos en la que el último de la raza posa junto a su fuente de inspiración.

Pintado en un color a medida Azzuro Flake, la máquina V12 de techo abatible ha sido moldeada a partir del bello Miura Roadster. Este modelo único de Bertone se presentó originalmente en abril de 1968 en el Salón del Automóvil de Bruselas, pero nunca llegó a producirse. El espíritu del Miura P400 Roadster sigue vivo en este caso, ya que el canto del cisne del Aventador reproduce la librea de su antepasado con detalles en grigio liqueo y nero aldebaran para la parte inferior de la carrocería.

El último Aventador posa junto a su fuente de inspiración.
El último Aventador posa junto a su fuente de inspiración. FOTO: Lamborghini

Lo mismo ocurre en el interior, donde la tapicería de cuero bianco leda, con detalles en nero aldebaran alrededor de los reposacabezas, es un guiño al prototipo de finales de los 60. Envuelto en alcántara nero ade con costuras bianco leda, el salpicadero lleva con orgullo una insignia Miura que también encontrará en el exterior, concretamente en el balancín lateral.

Un largo viaje para el Miura Roadster

Si se pregunta qué pasó con el exclusivo Miura Roadster, fue vendido a la Organización Internacional de Investigación del Plomo y el Zinc. El nuevo propietario cambió todas las piezas que podían ser sustituidas por componentes hechos de zinc o plomo. Además, ILZRO pintó el coche de color verde oliva y le dio un interior verde a juego.

Rebautizado como ZN 75, sirvió entonces como coche de exhibición y se utilizó con fines promocionales por todo el mundo, visitando muchos centros de diseño. Con el tiempo, cambió de manos varias veces y volvió a su especificación original en 2008, cuando se expuso en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach totalmente restaurado, donde consiguió el segundo puesto en la clase Lamborghini.

Un guiño al prototipo de finales de los 60.
Un guiño al prototipo de finales de los 60. FOTO: Lamborghini