Madrid: Asociaciones de Memoria Histórica denuncian al Ayuntamiento por prevaricación

Una asociación memorialista le acusa de «prevaricación». El alcalde de Rivas Vaciamadrid se ofrece para acoger las placas con los nombres de los fusilados

Manifestantes, esta mañana, a las puertas del Palacio de Cibeles. / Foto: Rubén Mondelo
Manifestantes, esta mañana, a las puertas del Palacio de Cibeles. / Foto: Rubén MondeloRuben mondeloLa razon

«Fuera fascistas de las instituciones». Bajo este lema, alrededor de 200 personas se concentraron esta mañana a las 11:00 horas a las puertas del Ayuntamiento de Madrid para protestar contra el reciente desmantelamiento del Memorial por las víctimas de la Guerra Civil del Cementerio de La Almudena. Se trataba de una protesta convocada por organizaciones de Memoria Histórica y sindicales, el Partido Comunista y otros movimientos sociales. Para los convocantes, el equipo de Gobierno, con este cambio, «manifiesta una actitud autoritaria, revanchista y sectaria, capaz de crear y promover la discordia y el enfrentamiento en una sociedad ajena a sus discursos del odio». Además, consideran que estas actuaciones suponen un «castigo post mortem añadido a las familias» de los ejecutados. Entre los asistentes se encontraban Mauricio Valiente, ex concejal de Ahora Madrid e impulsor del antiguo Memorial, y el portavoz municipal del PSOE, Pepu Hernández, que se ausentó del Pleno para acudir a la concentración.

Finalmente, el Ayuntamiento colocará un monumento único, sin nombres ni apellidos, y que apelará a la memoria de todos aquellos fusilados entre 1939 y 1945 –tanto del bando republicano como del nacional–. La inscripción rezará así: «El pueblo de Madrid, a todos los madrileños que entre 1936 y 1944 sufrieron la violencia por razones políticas, ideológicas o por sus creencias religiosas. Paz, piedad y perdón». Así lo avanzó el presidente del Pleno, Borja Fanjul. Pese a las explicaciones, la Asociación Memorialista Ranz Orosas presentó ante el Tribunal de Cuentas y la Fiscalía del Estado una denuncia por prevaricación contra el Consistorio regido por José Luis Martínez-Almeida.

«Es un deber ineludible de los distintos órganos municipales la defensa de los intereses de las arcas públicas y de la corporación. Y con este acto se ha producido un daño de mayor gravedad al conjunto de los madrileños», afirman en su escrito, y concluyen: «Han arrancado un trozo de democracia».

Un «destino digno»

Así, esta asociación solicita «el estudio de la responsabilidad contable del Ayuntamiento de Madrid sobre el manejo de los fondos públicos en lo referido al desmantelamiento del conocido como Memorial del Cementerio del Este». Una obra, recuerdan, que ya estaba «ejecutada en un 80% del proyecto» y a la que le quedaban «tres semanas para su finalización».

En este contexto, y tras las críticas recibidas ayer al Consistorio por su «revanchismo» y «sectarismo», el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, con su alcalde al frente, Pedro del Cura Sánchez, presentó una propuesta al Ayuntamiento de Madrid para «otorgar un destino digno» a las placas con nombres de los fallecidos. «En nombre de nuestro compromiso con la memoria democrática, Rivas se ofrece a atesorar en nuestro municipio esa nómina de dignidad y otorgarle el espacio que se reserva a los monumentos importantes», afirma Del Cura en su carta dirigida a Martínez-Almeida.