Una familia de Alcorcón, campeona en orientación

La práctica de este deporte gana peso en Madrid

“Se practica en familia y, aparte de los valores propios de la práctica del deporte y la competición, te permite estar en contacto con la naturaleza, aprendes a tomar decisiones, a asumir tus propios errores, te ayuda a simplificar las cosas y fomenta la convivencia, el compañerismo y el juego limpio”, dice Laura López Regidor. Hace poco tiempo que compite y este año ha quedado primera en la Liga de Madrid y el Circuito de la Comunidad, además de segunda de la Liga Sprint. Y no sólo eso,ha ocupado el primer puesto en el podio en la Liga Nacional y Liga Nacional Sprint en la categoría F-35B.

Su marido, Roberto Monseco, también ha cosechado éxitos: ha quedado 1° en el circuito de Madrid y 3° en la liga de Madrid en la categoría m-45 y 2° en la liga nacional sprint m-35b y 4° en liga Nacional. Y sus hijas, de 15 y 12 años, tampoco se quedan atrás. Sara e Irene Monseco López, del club O-Charlies (Leganés) han quedado primeras en todos los ránkings de orientación de la Comunidad de Madrid 2019: Liga Escolar, Liga de Madrid, Circuito de Madrid y Liga Sprint de Madrid. Sara en la categoría F-16 e Irene en la categoría F-14 (una superior a la que le corresponde por edad).

A nivel nacional, Sara ha sido campeona de España en relevos mixtos (cadete) e Irene subcampeona de España en Sprint (F-12).

Las carreras de orientación, originarias de Escandinavia, ganan cada vez más seguidores en la Comunidad de Madrid y, en general, en toda España. Cada participante realiza un recorrido por el monte cronometrado siguiendo el trazado que aparece en un mapa con la única ayuda de una brújula.

Laura, que residen en Alcorcón, asegura que la práctica de este deporte “ha sido todo un descubrimiento y la mejor forma de compartir mi tiempo en familia”. “Cada carrera es un reto porque hay que pasar por todos los puntos marcados en el mapa en el orden establecido y en el menor tiempo posible. Para ello tenemos que elegir la mejor ruta porque no siempre el recorrido más recto es el más rápido, ya que podemos encontrarnos con cortados, barrancos, ríos, terrenos elevados, zonas de vegetación densa…que nos van a dificultar o impedir el avance. Por eso cada carrera es un reto”.