Almeida ve preferible disuadir y prevenir antes que perseguir penalmente a los coches más contaminantes

Ha afirmado este martes que está dispuesto a “reflexionar” ante la propuesta de la Fiscalía

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha afirmado este martes que está dispuesto a “reflexionar” sobre la posibilidad de perseguir penalmente a los coches más contaminantes, como le ha sugerido la Fiscalía, pero que la “vía preferente” del Ayuntamiento “son las medidas de disuasión” y de “prevención”.

Así se ha referido a un escrito, adelantado por ‘El País’, remitido por la Fiscalía al Ayuntamiento la semana pasada, coincidiendo con la activación del protocolo anticontaminación, en el que propone perseguir por la vía penal a los conductores de vehículos “altamente contaminantes” cuando se decreten restricciones de tráfico por los altos niveles de contaminación, informa Efe.

La Fiscalía también sugiere, entre otras medidas, que se organicen "patrullas policiales de control del tráfico" durante estos picos de contaminación.

Según el fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo, Antonio Vercher, el artículo 325 del Código Penal, regulador del delito contra el medio ambiente, "permite aplicar un planteamiento más amplio a la hora de perseguir" los supuestos delictivos tras la reforma del Código Penal de 2015.

La existencia de una “contaminación penal”, dice el escrito, recogido por la agencia Efe, “podría quedar concretada por aspectos tales como los humos provocados, ausencia de las respectivas inspecciones técnicas de vehículos (ITV), defectos en el motor que se traduzcan en una mayor emisión contaminante”.

Según el fiscal, en la labor que sugiere, deberían intervenir de forma "esencial" agentes de la Policía Local "especializados en medio ambiente, en colaboración con sus compañeros de tráfico, y, si la fiscalía lo considerase oportuno, también agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil.

Almeida ha alegado que el Ayuntamiento tiene total "predisposición genérica" a cooperar con la Fiscalía y cualquier otra institución; no obstante, ha recalcado que "medidas del calado que puede tener esta" requieren "de un proceso de reflexión más sosegado" antes de "poder hacer un pronunciamiento al respecto".

"Que el uso del vehículo privado se pueda transformar (...) en la comisión de un delito yo creo que merece un proceso de reflexión, que nosotros estamos dispuestos a abordar", ha insistido.

El Ayuntamiento, ha subrayado Almeida, "siempre" apostará por medidas "con carácter previo", así como por renovar el parque automovilístico, para evitar que la vía penal "tenga carácter preferente".

Todo ello “sin perjuicio”, ha apostillado, de que su Gobierno municipal esté “dispuesto” a sentarse con la Fiscalía para debatir sus propuestas. Efe