Madrid

La refundación del centro-derecha

Plano General de la Sesion del Pleno de la Asamblea de Madrid./Foto: Alberto R. Roldan/La Razon

Esta semana, durante una tertulia televisiva, me preguntaban la razón por la que los tres partidos de centro-derecha en España no pactábamos y llegábamos a un gran acuerdo. Me espetaba el moderador que le llegaba esta petición en la calle de muchos ciudadanos, probablemente horrorizados ante las mentiras, desplantes y sobre todo ante los despropósitos que tiene previsto llevar a cabo este gobierno socialcomunista, incluso me añadía que esto, era una petición de muchos votantes socialistas, que veían con asombro la decadencia a la que estaba llegando su partido abrazado a comunistas, separatistas y defensores de terroristas.

El Partido Popular siempre ha estado y estará por llega a acuerdos. Lo hemos hecho siempre que hemos tenido oportunidad de llevarlos a cabo tanto en Ayuntamientos, Diputaciones, Parlamentos Autonómicos e incluso en decisiones importantes de política nacional. La generosa propuesta hace unos meses de Pablo Casado dispuesto a sacrificar las propias siglas del partido para adentrarnos en un proyecto común del centro-derecha en España, España Suma, no sólo estaba cargada de buenos y grandes propósitos, si no que era una necesaria coalición para no caer en las manos de este gobierno socialcomunista en el que estamos desde hace poco más de un mes.

Casado durante las primarias del Partido Popular celebradas durante el verano de 2018, explicaba en todos sus discursos diarios, por todos los rincones de España que tuve la suerte de recorrer con él, que era necesario la “refundación del centro-derecha”, recuperar ese espacio donde se unen las ideas más conservadoras con las más liberales en un proyecto común, con un eje ideológico centrado en la libertad y la dignidad de la persona, proponiendo políticas sociales avanzadas basadas en el progreso económico.

Durante la respuesta a la pregunta formulada en el debate televisivo me permitía aconsejar a un Diputado Nacional de Vox con el que dialogaba que, sí queremos conseguir esa petición ciudadana de unión de los tres partidos de centro derecha, su partido, Vox, debe de abandonar el juego en el que están inmersos buscando en qué diferenciarse de los demás, lógico para un partido como el suyo de nueva creación que busca su electorado, pero que únicamente marca lo que nos diferencia, beneficiando a la izquierda y no camina hacía el camino de la coalición, que es lo mejor para España y los españoles.

Al mismo tiempo aconsejaba al Diputado del Partido Ciudadanos que también asistía al debate, que deben examinar su modelo territorial, porque no olvidemos que hoy el partido naranja, en muchos pueblos y diputaciones de España, mantiene en el gobierno a muchos alcaldes socialcomunistas, que justifican las mentiras de Sánchez o Ábalos, que blanquean el pasado avergonzante de su socio Iglesias y lo peor, que apoyan las políticas que nos quiere implantar el Sanchismo desde La Moncloa

Sí para Vox y Cs lo importante es España y los Españoles, debemos dejar de marcar las diferencias y ponernos todos a trabajar, buscando los puntos de encuentro, que son muchos, como las políticas de impuestos bajos, trabajar por una Sanidad y una Educación envidiables en todo el mundo y algo muy importante que está amenazado por este gobierno como es el Derecho Fundamental a la Propiedad Privada. España se lo merece.