Dos detenidos en Madrid que usaban la técnica de estrangulamiento del “mataleón” con extrema violencia

Los detenidos, de gran corpulencia, utilizaban extrema violencia en sus actos golpeando a las víctimas en el rostro si oponían resistencia dejándolas aturdidas y tendidas en la vía pública

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas por su presunta implicación en cuatro robos con violencia cometidos por el procedimiento denominado “mataleón” en el distrito de Arganzuela. Los arrestados eran muy corpulentos y utilizaban gran violencia sobre las víctimas, llegando a golpearlas en el rostro dejándolas aturdidas tiradas en el suelo si oponían resistencia. La investigación comenzó a finales del pasado año, tras conocerse la comisión de varios robos con violencia que coincidían en el modus operandi. Los delincuentes actuaban en pareja lo que les permitía seleccionar el lugar más idóneo para cometer el robo, actuando siempre sobre personas que iban solas y en horario nocturno para evitar la presencia de testigos.

La estrangulaban hasta que perdían el conocimiento

La técnica del “mataleón” consiste en sorprender a las víctimas por la espalda pasándoles el brazo por el cuello para realizarles un estrangulamiento hasta hacerles perder el conocimiento, momento en el que les sustraen las pertenencias y huyen del lugar de forma precipitada. Una de las dificultades con las que se encontraron los investigadores es que las víctimas, al ser abordadas sorpresivamente por la espalda, no podían aportar datos de los autores de los hechos salvo que eran de gran corpulencia Los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia y localización de estas personas, formados por policías de paisano tanto en vehículo como a pie.

A principios del presente mes el dispositivo dio sus frutos localizando a los dos presuntos responsables de los robos en la madrileña plaza de Lavapies, procediendo a su vigilancia y posterior detención. Los detenidos, ambos de origen senegalés, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial, quien decretó su ingreso en prisión. La investigación continúa abierta, ya que no se descarta su implicación en otros hechos similares.