La máquina de multar de Madrid Central: 606.505 sanciones en ocho meses

Las infracciones por entrar en el área de bajas emisiones descendieron en noviembre, con un 7,8% menos

Desde marzo se sanciona a los vehículos que acceden a Madrid Central sin autorización
Desde marzo se sanciona a los vehículos que acceden a Madrid Central sin autorizaciónLuis DiazLa Razón

La zona de bajas emisiones, Madrid Central, comenzó a funcionar el 30 de noviembre de 2018, bajo el mandato de la ex alcaldesa, Manuela Carmena. Pero esta Corporación no comenzó a multar a los vehículos que cruzaban la doble línea roja con la que se delimitó el área restringida, hasta el 16 de marzo de 2019.

Desde esa fecha hasta noviembre, el área de bajas emisiones se ha convertido en la principal causa por la que el Ayuntamiento de Madrid emite el mayor número de denuncias por infracciones de tráfico. Es decir, en sólo ocho meses, Madrid Central genera el mayor número de multas de circulación.

Así, hasta finales de noviembre del año pasado se registraron 606.505 infracciones por acceder sin permiso, situándose por delante de las multas generadas por exceso de velocidad, con 514.513 y las del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), por las que se impusieron 414.714 denuncias, según figura en el portal de datos abiertos municipal.

Parte de este «sorpasso» se debe a la mala campaña de comunicación de la anterior Corporación sobre el funcionamiento del área restringida. A este respecto, cabe recordar que el actual equipo de Gobierno, impuso una moratoria en la infracciones por el acceso al área restringida ante los fallos detectados y la desinformación generada, a fin de poder asegurar la fiabilidad técnica de los sistemas de control automático. Pero, tras entrar en vigor el 1 de julio de 2019, tuvo que ser anulado y reinplantado el sistema sancionador, con fecha de 8 de julio, para acatar la sentencia del juzgado número 24 de Madrid.

No obstante, pese a que el acceso a Madrid Central esté superando en cuanto al número de infracciones al resto de denuncias por otros motivos, tal y como se refleja en la web municipal, que ha actualizado los datos a noviembre de 2019, la tendencia de las multas interpuestas a los conductores por este acceso no autorizado comienza a ser descendente. Si en octubre pasado se alcanzaba su cota más alta, al registrarse 120.305 multas, en noviembre el dato se rebajaba hasta situarse en las 110.964 sanciones.

Menos multas en elecciones

Si se analizan los datos por meses, la menor cantidad de infracciones se contabilizaron en marzo, abril y mayo, cuando el Gobierno de Ahora Madrid dio la instrucción verbal de saltarse su propia Ordenanza de Movilidad Sostenible para que las multas no fueran numerosas antes de las elecciones municipales. Así, hasta el 13 de junio, se sancionó únicamente a los vehículos sin distintivo ambiental, y una vez al mes, mientras que se indultaba a los vehículos B y C.

De esta manera, en marzo se contabilizaron 4.161 multas; en abril, 7.358 y en mayo, 13.369. Las infracciones se incrementaron notablemente a partir de este mes, una vez terminado el periodo electoral. Así, en los datos correspondientes al mes de junio, figuran 79.974 denuncias; en julio, 83.800; en agosto; 80.758; en septiembre; 106.816; en octubre, 120.305 y en noviembre, 110.964.

Los datos de noviembre reflejan el impacto que tuvo la puesta en marcha de la pantallas en las que se informa de plazas libres en los aparcamientos, lo que evita que los conductores sean multados si no pueden aparcar, una vez han entrado en Madrid Central.

Las claves

  • Puesta en marcha de las multas. El perido sancionador comenzó el 16 de marzo, pero se «flexibilizó» durante las elecciones.
  • Madrid Central, el más «multón». Generó más multas que las impuestas por exceso de velocidad en el resto de Madrid.